Finanzas

Pecados financieros de un emprendedor

Te presentamos una lista de los seis errores más comunes que pueden afectar tu salud financiera. ¡Evita caer en ellos!
Pecados financieros de un emprendedor
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

“Ahorro” es una palabra clave para un buen emprendedor. El ahorro es sinónimo de gasto eficiente y finanzas saludables. Cualquier acción, decisión o actitud que se aleje de este camino debe ser considerado un pecado y sancionado como tal.

Ahorrar dinero significa guardar parte de las ganancias, controlar cuánto se gasta y tomar buenas decisiones de en qué invertir el dinero extra. Para la mayoría de las personas, ahorrar es algo complicado y costoso. Para otras, es sencillamente algo imposible.

Encontrar una solución a un problema implica que primero se determine dónde está y cuál es su causa.

A continuación te presentamos una lista con seis de los pecados financieros más comunes para tu salud financiera. Evítalos a toda costa:

1. Vivir al día
Una buena parte de los ingresos se destina a pagar deudas con la tarjeta de crédito o a alguna otra empresa o institución con la que has contraído una deuda.

2. Comprar pagando altos intereses
Te dejas llevar por los vendedores y caes en la trampa de las compras que parecen pequeñas pero que esconden intereses abusivos.

3. Pedir préstamos para pagar otros préstamos
De ese modo, sólo abres un agujero más grande para tapar otro. Con dos préstamos deberás pagar doble interés y en casos extremos estarás recibiendo cartas, y visitas de los abogados de tus acreedores.

4. Imposibilidad de compromiso a futuro
Cuando nos encontramos mal organizados en nuestra economía es realmente difícil poder comprometernos ya que tenemos varias deudas atrasadas, además de los intereses que generalmente éstas traen consigo.

5. No guardar para emergencias
Si ocurre un accidente o una desgracia, no tienes dinero para solventarlo y tampoco cuentas con un seguro que te ayude a cubrir los gastos. En el caso de una emergencia, un seguro puede ayudarte a pagar lo que no tenías contemplado. 

6. Carecer de reservas
Careces de una opción de ingresos en caso de verte obligado a dejar de trabajar, retirarte o enfermar. En otras palabras, careces de planes de jubilación.

www.SoyEntrepreneur.com