Consultoría

Mejora la logística de tu negocio

La logística es vital para el funcionamiento de una empresa. Toma nota de estos tips y aumenta tu competividad y eficiencia.
Mejora la logística de tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
La logística es vital para el funcionamiento de una empresa. Toma nota de estos tips y aumenta tu competividad y eficiencia.

Al interior de una pequeña y mediana empresa, la logística representa casi un tercio de los gastos totales. Ésta es de vital importancia para el buen funcionamiento de la organización.

Actividades como el empaque, almacenamiento, transporte y la distribución del producto son parte de la logística de una empresa.

El cálculo de las pérdidas que ésta ocasiona puede variar de una empresa a otra, ya que dependen de la distancia que recorra el distribuidor, el medio de transporte que utilice y si la distribución es local o foránea, además de todos los factores externos que pueden influir en la entrega de la mercancía, como el tráfico.

Si las Pymes pusieran mayor atención en el foco de la logística lograrían hacer eficientes sus procesos hasta 12% o 15%, aseguran en la Universidad Anáhuac del Sur.

Quien entienda cómo puede rentabilizar la parte de su distribución, almacenaje o transportación en una empresa tiene más posibilidades de subsistir en comparación del resto de sus competidores.

Desarrollar y ejecutar un plan para optimizar la logística de tu negocio será de gran ayuda para tu camino al éxito. A continuación te entregamos un listado de consejos que serán clave para este objetivo:

1. Organízate:
Contrario a lo que muchos empresarios piensan, bajar los costos de logística no requiere de grandes montos de inversión, lo que se requiere es mejorar la organización. Tener un buen control de inventarios, organizar almacenes y llevar de una manera eficaz en tiempo y servicio el producto al cliente favorece los procesos logísticos.

2. El “Cuánto” es calve:
Es necesario medir cuántos productos se tienen en el almacén, cuánto de materias primas, cuánto se entrega, en cuánto tiempo se hacen las entregas y cuánto tardo en vender. Al medir empezamos a ser conscientes de lo que significa el costo y de esta manera podemos empezar a trabajar en planes de mejora y de desarrollo.

3. Comunicación continua:
Mantener una comunicación continua con el personal de la compañía, clientes y proveedores te permitirá tener un amplio panorama de qué es lo que está fallando en tu Pyme.

4. Observa la cadena de suministro:
Es importante que tú y tus colaboradores ubiquen perfectamente en qué eslabón de la cadena de suministro se encuentra el negocio.

5. Usa una pauta para negociar:
Las decisiones operativas que tus colaboradores tomen deberán estar guiadas por la línea general que marques como pauta para negociar, desarrollar y fomentar las relaciones en el corto, mediano y largo plazo tanto con clientes como con proveedores. Esto te permitirá orientar los resultados con tu visión del negocio.

www.Soyentrepreneur.com