Recursos Humanos

Construye un equipo de aliados

¿Estás listo para iniciar operaciones? Conoce los puntos que debes tomar en cuenta para operar una empresa eficiente.
Construye un equipo de aliados
Crédito: Depositphotos.com

Estás feliz y emocionado porque decidiste convertirte en emprendedor. ¡Enhorabuena! Ya te aseguraste que tienes el capital para arrancar y tienes confianza en que el producto o servicio que ofrecerás tendrá una gran aceptación en el mercado. ¡Enhorabuena otra vez! Pero antes de cortar el listón de apertura de tu negocio, tómate un tiempo para revisar, analizar y, si es necesario, reestructurar tu proyecto.

Y precisamente con el fin de que arranques con el pie derecho, una de las claves es construir una red de aliados externos en diferentes áreas para que te ayuden y te proporcionen las herramientas que te hacen falta. Todo esto para que la operación de tu empresa camine sobre un andamiaje firme y con una correcta gestión desde el primer día.

Recuerda que el equipo hace la fuerza y que los buenos consejos dados a tiempo pueden ahorrarte dinero y esfuerzo. Consultores de negocios señalan que el éxito de una micro, pequeña y mediana empresa (MiPyme) está fuertemente condicionado por los conocimientos de su dueño.

De entrada, un emprendedor debe definir seis puntos fundamentales:

1. ¿Dónde estás y cuáles son tus límites?
Un error frecuente que cometen los emprendedores es querer acaparar todo el mercado porque en su mente tienen esta idea: “tengo que generar ventas, ventas y ventas”. En este sentido, hay un dicho que dice que “el que mucho abarca poco aprieta”. Por ello, es básico que tengas claro cuál es el foco de tu negocio y no salirte de ahí.

2. ¿Hasta dónde quieres llegar?
Desde el día uno en que arranques, visualiza cómo quieres ver tu empresa y cuáles son los distintos pasos claves que debes seguir para construir ese “imperio propio”, hacerlo sustentable y con un crecimiento a largo plazo. Pero si consideras que tu proyecto es sólo un negocio de temporal, lo cual es totalmente válido, entonces desde el principio determina cuándo dejará de existir.

3. ¿Cuentas con una estructura sólida?
Ángelica Papadam Adam, de la firma Coaching sin Fronteras, asegura que lo mejor es armar la empresa como una estructura de economía de guerra. Es decir, en la primera etapa no debes sobredimensionar tu infraestructura, capital y personal. Por lo tanto, el consejo es apostar por la flexibilidad en las procesos.

En este sentido, aunque depende de cada giro, se ha comprobado que una buena alternativa es tercerizar las operaciones (outsourcing). Por ejemplo, si el corazón de tu negocio son las ventas, puedes contratar vendedores comisionistas. Si te dedicas a dar asesoría, tu opción es trabajar con consultores por hora o por proyecto. Incluso el área de sistemas, contabilidad y finanzas puedes resolverlos vía la contratación de terceros.

También es cierto que no puedes operar todo por outsourcing, ya que hay un límite en la economía de escala y debes tener una base fija.

4. ¿Tienes en claro los aspectos legales?
Un elemento medular al emprender es entender todos los recovecos en materia legal y tributaria del giro al que te dediques. Los expertos señalan que muchas veces el tema del pago de impuestos y el cumplimiento de las obligaciones fiscales pueden ocasionar la muerte de una compañía. Así que lo mejor es buscar asesoría de un abogado y un contador para convertirlos en tus aliados estratégicos para una correcta toma de decisiones.

5. ¿Es un proyecto personal o incluye socios?
Los consultores coinciden en que no hay una respuesta absoluta para decirte qué es lo que más te conviene: si arrancar solo o con alguien más. Por ejemplo, cuando trabajas en un corporativo, el otro punto de vista te lo puede dar un colega, tu jefe o hasta el dueño; pero en un negocio propio esa otra mirada la da un socio. El gran riesgo puede ser la incompatibilidad de criterios sobre cómo se debe manejar la sociedad.

Por ello, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones. Para empezar, el socio debe ser un complemento, no alguien igual que tú. Siempre se requiere de alguien creativo y otro con un perfil más analítico; alguien experto en lo comercial y otro con habilidades en la administración. Es como el ying y el yang. Los dos deben determinar desde un principio cómo van a enfrentar ciertas situaciones, cada uno desde su puesto. Es mejor pelearse en la fase inicial –en esa etapa de definición– y no cuando ya están en el periodo de implementación.

6. ¿Conoces los apoyos gubernamentales?
En los últimos años, la Secretaría de Economía (SE) ha impulsado la acreditación de consultores en diversos rubros: legal, ventas, mercadotecnia, contabilidad, recursos humanos y management, entre otros. La contratación de estos servicios tiene un costo accesible, ya que están subsidiados. Ser asesorado por un consultor certificado por la SE puede costarte de un 30% hasta un 70% menos de lo que invertirías en la asesoría de cualquier otra empresa.

Ahora bien, ¿cómo acceder a estos servicios? Todo contribuyente fiscal, tanto persona física como moral, puede beneficiarse de este apoyo. Para más información, consulta: www.mexicoemprende.org.mx.

CONSULTORES EN DESARROLLO DE NEGOCIOS
Coaching Sin Fronteras
www.coachingsinfronteras.org

Desarrollo y Fomento Empresarial A&E, SC *
www.defem.com.mx

Sales MKT Consulting *
http://smcmexico.com


*Firmas consultoras acreditadas ante la Secretaría de Economía (SE).


www.SoyEntrepreneur.com