Finanzas

Claves del Forfaiting

Este tipo de contrato mercantil permite obtener financiamiento de un tercero para operaciones de comercio internacional. Conoce cómo funciona.
Claves del Forfaiting
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El forfaiting es un contrato mercantil atípico que permite obtener financiación inmediata de un tercero en operaciones de comercio internacional. Lo que lo convierte en una perfecta opción para financiar exportaciones.

El forfaiting es una herramienta conveniente para los exportadores, pues permite conseguir liquidez, reducir los riesgos de crédito y los derivados del tipo de cambio y de interés, mantener las líneas crediticias con bancos y mejorar los ratios contables.

Para una empresa que tenga limitado acceso al mercado bancario, esta técnica puede ser interesante tanto en términos de disponibilidad como de coste.

Desde el punto de vista del exportador, el forfaiting consiste en la venta de documentos financieros -con vencimientos a mediano plazo- correspondientes al pago de bienes y servicios exportados.

El forfaiting debe formalizarse con anterioridad a la compraventa y tienen todo un proceso, que te explicaremos en las siguientes claves:

1. El tercero (normalmente una entidad bancaria), debe estudiar la operación propuesta por el exportador, evaluando la solvencia y antecedentes de las partes involucradas, así como el país donde se localiza el comprador. Para ello, el vendedor o exportador normalmente emite una carta en la que expone las condiciones en las que se va a efectuar la operación.

2. Este tipo de operaciones pueden plantearse directamente ante las sucursales u oficinas de la entidad bancaria, o bien, a través de intermediarios, que pone en contacto a compradores y vendedores de títulos sin recurso. 

3. Una vez que la entidad financiera ha aceptado la oferta, el vendedor debe negociar con el importador, hasta que éste acepte las letras de cambio o libre los pagarés a favor del forfaiter.

4. Existen dos formas de realizar la cesión de los derechos al banco o forfaiter. La primera de ellas consiste en librar un efecto en el que el aceptante (comprador) deba pagar al legítimo tenedor del efecto (banco), renunciando este último al ejercicio de las acciones cambiarias y extracambiarias contra el librador.

La segunda, consiste en realizar un endoso con la expresión “sin mi responsabilidad”, en la que se excluye de responsabilidad al endosante.

5. En caso de que el forfaiting se formalice con posterioridad a la compraventa, el exportador debe remitir una carta al obligado al pago comunicándole la cesión del derecho de crédito a la entidad bancaria.

www.SoyEntrepreneur.com