Franquicias

Los 10 pecados del franquiciante

Aunque el sistema de franquicias es uno de los más confiables, el franquiciante puede cometer errores que lo lleven al fracaso. ¡Evítalos!
Los 10 pecados del franquiciante
Crédito: Depositphotos.com
Aunque el sistema de franquicias es uno de los más confiables, el franquiciante puede cometer errores que lo lleven al fracaso. ¡Evítalos!

Un pecado es una mala acción que se realiza cuando se cae en la tentación de romper ciertas reglas definidas como buenas.

Aunque el sistema de franquicias es uno de los más confiables y recomendados para obtener una inversión segura, cuando el franquiciante comete estos pecados todo se puede derrumbar.

Este modelo de negocio requiere de un buen Know How, de la correcta selección de los franquiciatarios y una excelente interacción entre franquiante y franquiciatario. Pero, además están los clientes finales y el necesario marketing para fidelizarlos, además de muchos factores que siempre deben estar en vista. Por tal motivo, el franquiciante deberá poner permanente atención en muchos detalles; si no lo hace cometerá un pecado capital para el negocio. 

A  continuación te presentamos los 10 pecados que todo franquiciante debería evitar, si desea encaminarse al éxito junto a los franquiciatarios. Toma nota:

1. No contar con un sistema de reclutamiento de franquiciatarios.
Tanto si se trata de colaboradores como de nuevos franquiciatarios, es necesario tener siempre presentes los objetivos fundamentales y las características planteadas para cumplir con el buen desarrollo de la empresa.

2. Franquiciar negocios no franquiciables
No todos los negocios son adaptables a Know How. Pueden existir múltiples razones por las que no se pueda franquiciar un negocio. Un buen franquiciante no debe olvidar examinar la franquiciabilidad potencial de su negocio.

3. Olvidar dar siempre el mejor el ejemplo.
Esto significa nunca dejar a un lado los estándares de calidad en la operación y la imagen del negocio.

4. Falta de actualización.
El dueño del negocio debe estar atento a las mejoras tecnológicas que pueden hacerlo más productivo y próspero.

5. Olvidar la importancia de la Imagen Corporativa.
La Imagen Corporativa debe ser el nexo de unión entre el franquiciante, el franquiciatario y el propio mercado, ya que una franquicia que mantenga una imagen corporativa coherente transmitirá al cliente una sensación inequívoca de que vaya a donde vaya no se encontrará ninguna sorpresa.

6. Olvidar la importancia de la comunicación interna.
Es necesario hacer que la comunicación se convierta en una materia prima fundamental para el negocio. Debe conocer la manera de mejorar las operaciones, y transmitirla.

7. No tener un sistema de revisión constante y permanente.
Como en cualquier negocio, la supervisión es una parte del trabajo que nos permite evaluar, corregir, mejorar y reenfocar constantemente nuestra operación.

8. No cumplir las promesas.
El franquiciatario no estará dispuesto a trabajar verdaderamente en equipo si se da cuenta que las promesas hechas por el franquiciante no son cumplidas.

9. No disponer de experiencia necesaria.
Las compañías que buscan crear franquicias desde el primer momento de su fundación tienen muchas probabilidades de fracasar, ya que no disponen de un modelo propio de experiencia y no son capaces de transmitir la confianza suficiente a sus franquiciatarios.

10. No tomar en cuenta al franquiciatario.
En la toma de decisiones es necesario recordar que ambas partes son colegas y socios.

www.SoyEntrepreneur.com