Plan de Negocios

Lo que nunca debes decir al vender tu Plan

Al presentar tu proyecto ante inversionistas, descubre qué afirmaciones evitar para que no pierdan la confianza.
Lo que nunca debes decir al vender tu Plan
Crédito: Depositphotos.com

Gran parte de los emprendedores suelen tener grandes ideas de negocios o inventos, pero les falta contar con el financiamiento suficiente para desarrollarlas.

Aquí es cuando se marca la diferencia entre un creador y un gran emprendedor. El segundo sabe que cuando falta el dinero es necesario buscar un inversionista que apoye el proyecto de negocio.

Un buen emprendedor también sabrá desarrollar el Plan de Negocios requerido para organizar el proyecto y enfrentar al futuro inversor. Y conocerá además, la importancia de realizar una excelente exposición para venderlo.

Está demostrado: muy buenas ideas de negocio se quedan en el tintero porque no se han defendido bien. Y al revés, proyectos mediocres han salido adelante gracias a la capacidad de persuasión de su expositor.

Por lo tanto, debes planificar muy bien todo lo que digas en el momento de la venta de tu idea. Para no cometer errores, también deberás evitar decir cosas de más o que jueguen en tu contra.

Para ayudarte en esta tarea, te presentamos un listado con las principales afirmaciones que nunca deberías decir al momento de vender tu idea de negocios:

1. “No existen competidores”
¡Imposible! Una respuesta así puede significar sólo una cosa: no has analizado bien la competencia, pues ésta muchas veces proviene de productos y servicios substitutivos.

2. “Somos los primeros”
Ser el primero en ofrecer algo a en un mercado es absolutamente irrelevante para una start up. Esto, porque si otras compañías observan que el segmento en el que te has posicionado o lo que ofreces es interesante, no demorarán en competirte con fuerza y tu ventaja por ser el primero en ofrecer un producto o servicio desaparecerá rápidamente.

3. “Sólo nuestro equipo puede hacer esto”
Una respuesta de este tipo puede considerarse como exceso de arrogancia, lo que no será muy bien visto por el inversor. Pues, aunque siempre se valora la confianza, los inversionistas saben muy bien que nadie posee el monopolio del conocimiento. Además, los proyectos que se basan en las capacidades de 2 o 3 personas para triunfar concentran demasiado riesgo. Esto, asusta a los inversores.

4. “Lo ofreceremos gratis”
Un proyecto que sólo pretende obtener ingresos por conceptos de publicidad, no suele ser muy atractivo para los financistas. Ellos saben que un Plan de Negocios enfocado de esta forma necesitará una importante inversión, ya que probablemente consumirá mucha caja durante unos cuantos años.

5. “La idea es expandirse de este modo…”
Otro error habitual es hablar de acciones muy lejanas en el tiempo. Muchas veces el emprendedor se desvía detallando cómo va a expandir el negocio por la fórmula de la franquicia o de la cadena, y olvida explicar cómo va a abrir su primera tienda y cómo la hará funcionar.

6. “Nuestra patente nos protegerá”
Lamentablemente, hay mil formas en que otros empresarios podrían “copiar” tu patente sin copiarla. Además, para una Pyme no es recomendable iniciar un proceso legal para defender su patente, pues suele ser un largo, costoso y no impedirá que los competidores aprovechen el tiempo para posicionarse en el mercado.