Marketing

Claves para una estrategia SEM

Search Engine Marketing es un tipo de mercadotecnia online que busca promover sitios Web aumentando su visibilidad en buscadores. Aprende a usarlo.
Claves para una estrategia SEM
Crédito: Depositphotos.com


El SEM (Search Engine Marketing) es una forma de mercadotecnia en Internet que busca promover los sitios web mediante el aumento de su visibilidad en las páginas de resultados de motores de búsqueda, como Google.

Muchos expertos la definen como una forma rápida, económica y eficaz de hacer publicidad, conseguir clientes potenciales y generar ventas.

¿En qué se diferencia del SEO? Según el Search Engine Marketing Professional Organization, podemos entender como métodos SEM: la optimización del motor de búsqueda, el pago por la colocación en buscadores PPC y la publicidad contextual, todo siempre que haya un pago de por medio. En forma directa: nos referimos a estrategias de publicidad pagada en los resultados de las búsquedas WEB.

Esta técnica es muy usada debido a que ofrece resultados inmediatos. Pues, la página de tu negocio aparecerá en los buscadores de un día para otro, obteniendo visitas rápidamente.

Quienes utilizan el sistema SEM de publicidad, pueden medir con gran exactitud el retorno de su inversión viendo las estadísticas arrojadas día a día. Además, permite llegar a una gran cantidad de público objetivo sin limitación geográfica o de horarios.

He aquí las claves para su óptimo uso:

1. Redacta y optimiza el texto de tus anuncios:
Gran parte del éxito de una campaña publicitaria está en el texto de los anuncios. Una redacción optimizada, además de atraer muchos más usuarios, en algunos casos -como el de AdWords de Google- también supondrá mejor posicionamiento dentro del grupo de los enlaces patrocinados.

Este sistema premia a los anuncios que tienen mejor porcentaje de clics con mejores posiciones, y castiga a los que no consiguen llamar la atención del usuario incluso con la eliminación dentro de determinadas búsquedas.

2. Elige bien dónde poner tus anuncios:
La elección del sitio web donde anunciarse es clave. Hay muchas opciones: los buscadores como Google y Yahoo, los portales y sitios Web en los que se puede insertar publicidad contextual, además de las populares redes sociales como Facebook.

Debes analizar bien la elección que realices y para ello, debes pensarlo en función de una serie de factores: el target al que apunta tu empresa, el contenido de tu portal corporativo, y contrastarlo con el contenido del que trate cada página web o portal en el que planeas publicitar.

Respecto a la elección de la red social más adecuada para tu campaña, será útil que vuelvas a observar tu target y analices sus comportamientos online. En todo caso, Facebook siempre estará entre las más recomendadas, gracias a su enorme popularidad mundial.  

3. Aprovecha la época de alta demanda:
Realizar campañas de SEM para épocas del año en que la demanda de tu negocio es más alta, o bien, para el lanzamiento de algún producto, puede resultar muy interesante.

4. Compleméntalo:
¡Cuidado!, que también hay desventajas. Al utilizar SEM, la aparición o no de tu sitio web va a estar condenada a que siempre tengas el presupuesto mensual necesario para destinar a Google, ya que en cuanto dejes de pagarle, tu sitio quedará nuevamente en el olvido.

Por tal motivo, siempre es recomendable que acompañes tus campañas de SEM con una de SEO. Es mejor hacer una combinación de las dos, sobre todo en los periodos iniciales de tu campaña de marketing. No olvides que el SEO te dará resultados en un plazo más largo.