Plan de Negocios

Emprende con un negocio saludable

Ofrece una solución efectiva para los problemas de obesidad y sobrepeso y ayuda a construir una cultura de la salud en México.
Emprende con un negocio saludable
Crédito: Depositphotos.com

Los números revelados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) lo dejan claro: México se ha convertido en un país de gordos, ya que siete de cada 10 adultos tienen sobrepeso y el 30% de la población es obesa. La masificación del exceso de grasa en la dieta de la población nacional ha llevado al país a disputarle a EE.UU. el nada honroso primer lugar mundial en tasas de obesidad.

No menos alarmante es el caso de niños y jóvenes, cuyas tasas aumentan de manera sostenida: una cuarta parte de los primeros (entre cinco y 11 años) y un tercio de los adolescentes están pasados de peso o son obesos. Que traducido a número equivale a 4.1 millones y 5.7 millones, respectivamente. Además, la obesidad infantil se triplicó en los últimos 20 años. Todo esto de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANut).

El peso excesivo es un serio problema debido a sus efectos perjudiciales en la salud. Los kilos de más constituyen un factor de riesgo de enfermedades crónicas del corazón, así como la diabetes (la primera causa de mortalidad general en México), la hipertensión arterial e incluso, algunos cánceres.

“Estos padecimientos cuestan mucho dinero y sufrimiento humano controlarlos. Por eso, es importante prevenir su aparición y, evitar el sobrepeso y la obesidad”, dice el doctor Enrique Ríos, director de la Asociación Civil Fomento de Nutrición y Salud.

Este panorama es el contexto de una clara tendencia actual y una oportunidad de negocio a futuro: la búsqueda de la salud, enfocada en la prevención de enfermedades a través de un estilo de vida sano. Por lo tanto, los productos y servicios que satisfagan esta demanda gozarán de vitalidad en 2011.

Negocios ganadores

Productos light y para diabéticos. En la medida en que la gente cobre conciencia sobre la importancia de mantener un peso adecuado, crecerá la demanda por alimentos bajos en calorías. Si bien hay normas respecto al contenido de sodio, grasa y colesterol que debe contener un alimento para comercializarse como reducido en dichas sustancias, en México se carece de una reglamentación sobre qué es light y qué no.

Por regla general, se entiende como light un producto que tiene un 25% menos calorías que uno convencional. El problema es que algunos alimentos etiquetados como aptos para diabéticos (que en general están libres de azúcar y sus derivados) responden más bien a una estrategia mercadológica.

La diabetes es una enfermedad causada por la falta de producción de insulina por el páncreas. Se trata de una hormona que permite que las células sanguíneas aprovechen el azúcar, una fuente vital de energía para el organismo.

Se calcula que el 10% de la población en México padece diabetes, personas que seguramente buscarán opciones alimenticias propias para su condición. El potencial de este mercado ha captado la atención de nuevos emprendedores. Por ejemplo, la empresa Nutrition Fact lanzó en 2011 una línea de productos realmente ligeros en calorías (a diferencia de otros que sólo afirman serlo).

Para Santiago Arroyo, director del proyecto, la clave en este segmento es “ofrecer productos que contengan sensiblemente menos calorías, ofrezcan un alto índice de saciedad y aporten valor nutricional añadido”.

Orgánicos.
La creciente preocupación de las personas por la calidad de los alimentos que consumen también abre oportunidades en este segmento, cuyos productos se perciben más amigables con el ambiente y más sanos que sus contrapartes convencionales. Aunque actualmente su consumo no destaca en el país porque el precio de estos artículos es superior al promedio del mercado en la mayoría de los casos.

Sin embargo, México tiene potencial para destacar como productor de alimentos orgánicos con proyección hacia el exterior. De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), el café es el principal producto orgánico a nivel nacional, el cual registra cerca del 50% de la superficie de cultivos orgánicos. Mientras que la agricultura orgánica pasó de más de 50,000 a 400,000 hectáreas en los últimos diez años.

Acondicionamiento físico. Los gimnasios y clubes deportivos gozarán de gran aceptación. Ejemplo de ello es Sports World, la primera empresa especializada en fitness que salió a la Bolsa Mexicana de Valores en octubre pasado, recabando $857.5 millones para financiar su crecimiento. Cuenta con 14 unidades en todo el país y se proyecta la apertura de cuatro sucursales más entre 2011 y 2012.

Pero este negocio no es sólo para grandes jugadores: existen alrededor de 2,200 clubes deportivos en México que prestan servicios a más de 2.5 millones de usuarios, lo que representa el 2.33% de la población. Se trata de una penetración baja comparada con España y Estados Unidos, donde el 16.3% y 14.6%, respectivamente, de los habitantes utilizan estos servicios.

Esta industria, con un valor estimado de US$1,500 millones, todavía es joven y aunque ya cuenta con un amplio número de proveedores de maquinaria y equipo, ofrecerá oportunidades en la proveeduría para gimnasios. Del universo de centros de acondicionamiento que existen, Sport City lidera el mercado con 1.8% de participación y le sigue Sports World con una cuota de 0.64 por ciento.

Números que preocupan

Hombres  Mujeres
67% Sobrepeso 72%
24% Obesidad 35%

Como porcentaje de la población adulta.
Fuente: OCDE.

Diferencia entre sobrepeso y obesidad

Para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos, las autoridades sanitarias utilizan el índice de masa corporal (IMC) —el peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros (kg/m)—, una indicación simple de la relación entre el peso y la talla. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso como un IMC igual o superior a 25, y la obesidad como un IMC igual o superior a 30.