Recursos Humanos

Cómo conservar el talento joven

El talento es un recurso que toda empresa debe buscar. Te decimos cómo retener a los buenos empleados.
Cómo conservar el talento joven
Crédito: Depositphotos.com

La rotación no deseada de los empleados se ha convertido en uno de los principales dolores de cabeza de las empresas; no importa que sean grandes multinacionales o pequeñas empresas locales.

El talento entendido como personas con capacidad para obtener resultados que den valor a la empresa, personas con competencias que "marcan la diferencia", es un recurso escaso que hay que buscar, captar y retener.

El verdadero plan de retención del talento humano debe estar implícito en la visión, misión y objetivos de la empresa, en las políticas y normas que en ella existen, en la manera de gestionar al talento y hacerlo partícipe del logro y éxito de la compañía. Debe estar en la forma en que se concibe el trabajo y los procesos que lo integran, en la manera en que se sientan cómodos quienes lo hacen posible, se sientan respetados, escuchados e identificados con sus deberes.

Por lo tanto, para que una empresa consiga la mejor condición para retener al talento humano debe definir adecuadas estrategias desde la creación del Plan de Negocios. La definición del plan de gestión, en especial del apartado de recursos humanos, será fundamental.

A continuación te entregamos un listado con las condiciones que debe definir tu empresa para conseguir el éxito en esta área:

1. Construir una marca destacada como buena empleadora
Para ello, la compañía debe fundar una cultura organizacional que la diferencie del resto, y alinear su imagen externa con la interna, generando valores comunes y un sólido sentido de pertenencia.

2. Movilidad en la empresa
Una de las mayores causas de salida o renuncia de un empleado es el estancamiento laboral, o la imposibilidad de ascender a mejores cargos. Por ello, será primordial mantener a esos profesionales destacados satisfechos con su puesto de trabajo, garantizándoles que tendrán la posibilidad efectiva de alcanzar nuevas responsabilidades.

3. Sistemas de incentivos personalizados
Es importante que se reconozcan sus logros, ya sea en términos de remuneración salarial o bien verbalmente, expresando frases como “en la empresa, estamos orgullosos de que trabaje con nosotros”. El incentivo debe ser personalizado, y de acuerdo a las necesidades y preferencias de cada trabajador, ya que no todos tienen las mismas motivaciones.

4. Mejorar la calidad de vida del personal
Un ejemplo es el llamado home office, que permite trabajar desde la propia casa. Otra alternativa son los planes de apoyo familiar, tales como guarderías para niños; además de generar una cultura en higiene y salud. De esta forma, se incrementará el compromiso y los trabajadores tendrán un balance positivo entre el trabajo y su vida personal.

5. Incentiva la colaboración
Un empleado se sentirá integrado en la medida en que advierta que sus ideas, opiniones y sugerencias son tomadas en consideración, aseguran los especialistas. De este modo, sentirá que tiene un lugar que le pertenece y que puede colaborar activamente en el cumplimiento de las metas de la organización.

www.SoyEntrepreneur.com