Franquicias

Internacionaliza tu franquicia

¿Estás listo para cruzar fronteras? Conoce los cinco pasos para que tu know-how sea exitoso en todo el mundo.
Internacionaliza tu franquicia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

No hay duda de que las franquicias son un modelo de negocios exitoso y que avanzan muy rápidamente, gracias a la fórmula del Know How y la asociación con los franquiciatarios.

Este sistema es ideal para expandir un negocio y dominar un mercado. Son muchas las cadenas que han conseguido importantes resultados en poco tiempo bajo el modelo de franquicia. Grande también es la proporción de franquiciantes que han avanzado tanto que pronto se han encontrado ante la posibilidad de la internacionalización de su marca.

Al momento de examinar otros horizontes para el negocio, deben considerarse muchos factores que privilegien las fortalezas y ventajas competitivas del modelo de negocio franquiciado. Pero, también es necesario observar las posibles amenazas que pueden afectarlo. Sólo de este modo, podrás proyectar seguridad en el mercado al cual planeas introducirte.

A continuación te presentamos una lista con los cinco pasos que ninguna franquicia exitosa puede dejar de realizar al enfrentar la etapa de internacionalización de la marca:

1. Analiza bien las oportunidades
La especulación puede ser una herramienta económica muy poderosa, pero también terminará siendo muy peligrosa si no se le conoce, así que no cometas el error de guiarte por ésta. El hecho de que inversionistas vean con buenos ojos a un país en un momento determinado, no significa que dicho país esté receptivo a todo lo que se le invierta, mucho menos cuando el inversionista interesado no tiene idea siquiera de los hábitos más comunes de consumo.

No lo olvides, siempre debes dar un paso más. En este caso, es fundamental que analices en detalle cada una de las oportunidades antes de verlas como ejecutables.

2. Claridad en el Contrato
Como en toda acción estrategia de franquicia, la relación con los franquiciatarios es clave. La internacionalización de la empresa no es excepción, y es muy importante que la relación con el franquiciatario maestro se base en términos de confianza, compromiso y mutuo beneficio.

La primera fórmula para esa relación sana y eficiente está en el contrato. Deberás tener la inteligencia para estructurar cada cláusula sin ser sofocante, poco considerado, y respetar los derechos y necesidades de tu socio.

3. Pon mucha atención a los detalles
A la hora de estructurar la oferta internacional, el franquiciante deberá tomar en cuenta todos aquellos factores que van desde el estilo de redacción, hasta los hábitos de consumo de los habitantes de aquel país al cual quiere acceder. Es muy importante te guíes por la propia cultura del mercado.

4. Prepara tu incursión
Es tu obligación estar preparado para incursionar en un mercado nuevo; del mismo modo como se planea el lanzamiento de un nuevo producto o servicio, o bien se pretende atacar a un nuevo nicho de mercado.

5. Debe ser una consolidación
Una internacionalización debe ser obtenida como el resultado de consolidar poco a poco un concepto de negocio y compartirlo adecuadamente en un horizonte distinto. Este paso debe ser gestado y desarrollado con una actitud de humildad y generosidad hacia los franquiciatarios. Sólo así, la maniobra traerá beneficios para el franquiciante y sus socios.