Franquicias

Eligiendo una franquicia

Un experto te comparte sus consejos para elegir la marca que mejor se adecue a tu perfil y que te permita alcanzar el éxito.
Eligiendo una franquicia
Crédito: Depositphotos.com

La franquicia es, sin duda, el modelo comercial que más ha crecido, no sólo en México sino en el mundo en los últimos años. Este crecimiento se debe a las enormes ventajas que tiene este modelo de negocio tanto para el franquiciante (quien la otorga) como para el franquiciatario (quien la adquiere).

Si como inversionista piensas adquirir una franquicia, los principales beneficios que recibirás será poder usar legalmente una marca prestigiada y muchas veces posicionada, recibir todos los conocimientos que te permitirán operar un negocio de acuerdo a un sistema estandarizado; ser capacitado, participar de planes y programas comunes de publicidad y mercadotecnia y sobre todo estar seguro que vas a contar con el permanente respaldo y soporte técnico del franquiciante. Gracias a todo esto la posibilidad de fracaso de una franquicia son mínimas.

Según un estudio elaborado por la firma Gallástegui Armella Franquicias el 63% de los negocios independientes no completan el segundo año de vida, en tanto que la mortalidad en las franquicias en el mismo período difícilmente llega al 5%.

Es difícil responder a la pregunta de cuál es la mejor franquicia, lo que si podemos afirmar es que no es la que tiene un mayor número de establecimientos, ni la que ofrece mayores rendimientos, ni tampoco lo son las nacionales o las extranjeras y menos aún la que puede pagar una publicidad costosa o un stand espectacular en una feria o expo de franquicias. La mejor franquicia es la que se adecua a las condiciones personales de cada inversionista.

Por esto, si estás buscando invertir en una franquicia debes tener en cuenta los siguientes aspectos de la franquicia a adquirir:

- El giro.
- Los servicios o productos ofrecidos.
- El origen.
- Cuántas unidades tiene.
- Cuántas de estas unidades son propias y cuántas franquiciadas.
- Cuántas unidades abrió en el último año y cuántas cerró.
- Qué territorios están disponibles.
- Cuál es la duración del contrato.
- En qué consiste la asistencia técnica, a cargo del franquiciante.
- Cómo, dónde y bajo qué condiciones se lleva a cabo la capacitación.
- De cuánto es la cuota de franquicia.
- A cuánto asciende la inversión total.
- Si se pagan regalías, a cuánto ascienden éstas.
- Cómo se maneja el fondo de publicidad.
- Cuál es la rentabilidad por unidad.
- En qué tiempo retorna mi inversión.

Sin embargo, el elemento clave para saber en qué franquicia debes invertir, eres tú mismo, por lo que debes tomar en cuenta los siguientes consejos:

- ¿Tengo el perfil para ser franquiciatario?: es decir, si sé seguir instrucciones, aceptar reglas, métodos y directrices.
- Cuál es el giro o actividad a la que me gustaría dedicarme.
- Con qué capital cuento para invertir en la franquicia.
- Qué nivel de riesgo estoy dispuesto a asumir.
- Qué expectativas tengo en cuanto al retorno de mi inversión.
- En qué ciudad o área geográfica quiero explotar mi franquicia.
- Pienso dedicarme yo a la operación de la franquicia o seré una inversionista pasivo.

Las ventajas que ofrece la franquicia han hecho que haya más de 20,000 empresas en el mundo utilizando este formato. En México son casi 800; si tomas en cuenta las recomendaciones anteriores, podrás hacer una buena elección.

* El autor es presidente de Gallástegui Armella Franquicias y expresidente de la Asociación Mexicana de Franquicias.

Por: www.gallasteguifranquicias.com