Finanzas

¿Cómo medir el retorno de inversión?

Conoce y aprende a utilizar los indicadores más efectivos para medir la rentabilidad real de tus inversiones y de tu empresa.
¿Cómo medir el retorno de inversión?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Invertir una cantidad y recibir el doble, no es necesariamente un retorno de la inversión positivo. Para medir éste debes considerar el impacto de la inflación y los costos asociados a los ingresos. Es por esto que la rentabilidad siempre es más baja de lo que se cree.

Además, es importante restar los costos en que incurres, incluyendo el impuesto a las ganancias, el costo de oportunidad del capital y el riesgo asumido.

Es por esto que antes de felicitarte por tu éxito y hacer una gran fiesta por haber facturado el doble de lo que invertiste, es necesario que consideres algunos conceptos financieros que te ayudarán a medir la rentabilidad real de tus inversiones.

Economic Value Added (EVA)
El indicador EVA dice que, en un determinado periodo, una empresa gana dinero sólo si es capaz de generar ingresos a los costos explícitos y al costo de oportunidad del capital invertido. De este modo, se aproxima al concepto de ganancia descrito por la teoría económica.

Es por esto que EVA es el valor contable del activo x (rentabilidad del activo - costo promedial del capital). Se trata de una medida de performance histórica, que no capta la potencialidad de una empresa de generar ingresos futuros. Tampoco contabiliza las ganancias extraordinarias.

Market Value Added (MVA)
Este concepto compara el valor intrínseco de las acciones de una firma, contemplando la expectativa de generación de fondos futuros y lo compara con el capital invertido por los accionistas (y el costo de oportunidad de ese capital).

El valor intrínseco de las acciones de una empresa listada en la Bolsa puede estimarse sencillamente por la cotización de esas acciones en el mercado.

Las empresas que no cotizan en la Bolsa, pueden estimar el valor del equity por distintos motivos, siendo el más correcto técnicamente el flujo de fondos futuros descontando para los accionistas.

Luego, al valor del equity de la empresa se resta el capital que aportaron los accionistas contemplando el costo de oportunidad del capital. Así, queda definida la fórmula del MVA:

MVA = Valor estimado de las acciones de la compañía – capital invertido por accionistas (contemplando el costo de oportunidad)

Cuando el MVA es positivo, quiere decir que se ha creado valor. Sin embargo, si es negativo la empresa ha destruido parte del valor aportado por sus accionistas.

El valor de la medición
Si bien los especialistas saben que éstas son las mejores formas de medir el valor de una firma, proyecto o cualquier clase de inversión, muchas personas las ignoran.

La difusión de estos conceptos no es tarea sencilla entre los managers y empleados, pues es difícil tratar de que incorporen estos criterios de identificación de iniciativas rentables, porque requiere asumir que para desarrollar un negocio se necesita tiempo y esfuerzo.

Los emprendedores tienen gran capacidad para detectar oportunidades, pero no necesariamente para evaluar probabilidades de generación de valor y su cuantificación; lo que puede llevar a tomar decisiones de inversión equivocadas.

Una gestión exitosa requiere que los managers definan los indicadores que serán considerados válidos a la hora de decidir la factibilidad económica de un proyecto.


www.SoyEntrepreneur.com