Emprendedores

10 minutos con José Ignacio Ávalos

Conoce al presidente y fundador de Un Kilo de Ayuda, un auténtico ejemplo de emprendurismo social no sólo en México, sino a nivel mundial.
10 minutos con José Ignacio Ávalos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Quienes conocen a José Ignacio Ávalos lo definen como un “emprendedor serial”. Pero hay algo más que lo distingue: su capacidad de gestión, que hizo de Un Kilo de Ayuda y Banco Compartamos (una entidad que otorga microcréditos) referentes en el campo del emprendedurismo social no sólo en México, sino a nivel mundial. Y que lo convirtieron, en 2005, en el Emprendedor Social del Año en el Foro Económico de Davos.

“Tenemos grandísimas oportunidades y retos en el país”, asegura. “Sin embargo, hoy no hay un campo fértil para el desarrollo de emprendedores sociales. Los proyectos son muy escasos.”

Como explica José Ignacio, los emprendimientos sociales tienen que trabajar con mejores prácticas, con un gobierno corporativo y con planes de negocios mucho más sólidos. “Así he ido evolucionando yo, desde aquellas épocas en que pensaba que con entusiasmo, compromiso y tiempo uno ya tenía las principales variables de la ecuación para el éxito”, agrega. “Lo que falta es capacitación, acompañamiento y créditos que ayuden a estos proyectos a caminar la última milla.”

¿Qué es hoy Un Kilo de Ayuda?
Es una institución que, no obstante que ya tiene sus 25 años, todavía está naciendo. Sobre todo porque tiene una característica muy fresca de estar en una evolución constante, siempre innovando y renovándose. Nuestra causa es la desnutrición infantil, y como organización no gubernamental (ONG) hemos podido generar propuestas para modificar las políticas públicas en México y en el mundo para mirar la desnutrición como algo totalmente diferente. Un Kilo de Ayuda no es filantropía, es una empresa, un emprendimiento.

Tradicionalmente la desnutrición se veía como un referente de un compromiso de talla en los niños, como una falta de empatía con el peso. En Un Kilo de Ayuda hemos dado un paso adelante, para mirar la desnutrición como un verdadero problema en la parte intelectual y emocional del individuo.

¿Cuál es su metodología de trabajo?
Nosotros medimos todo: peso, talla, ingresos y gastos de las familias, alimentación, hábitos de consumo, infraestructura comunitaria y domiciliaria, disponibilidad y calidad del agua, y además el nivel de hemoglobina, para determinar el nivel de anemia en los niños. Y luego medimos también la capacidad cognitiva, el lenguaje, la psicomotricidad fina y gruesa, la independencia...

La edad crítica para atacar este problema es de cero a cinco años, aunque lo más importante son los primeros 24 meses de vida y la etapa del embarazo. Y lo que le hemos mostrado al mundo es que para el desarrollo neurológico de los niños, intervenciones como la estimulación temprana traen una resultante mucho mayor que una intervención alimentaria.

No nos hemos dedicado a ser una ONG asistencialista que busque resolver el tema de algunos niños, cuantos más mejor. Somos una institución que, en nuestra metodología, primero medimos el problema de la desnutrición; segundo intervenimos para asegurar los resultados, con un sistema de distribución de alimentos; y tercero buscamos una modificación de la conducta. Lo que estamos tratando de hacer entender a los mexicanos y al mundo es el gravísimo problema que significa la desnutrición infantil. Y de plantear nuevos caminos y propuestas que nos permitan caminar más rápidamente y eficazmente en el desarrollo pleno de los niños.

¿Cuál es el problema de la desnutrición en México?
Las cifras varían. Desafortunadamente en nuestro país y en el mundo se mide la desnutrición sólo por el peso, y por ese filtro se infiere la probable situación en talla y la cronicidad en la desnutrición. Pero es muy importante medir todo, como lo hacemos nosotros. Con la desnutrición, cuantos más testigos tengas, será mucho más acertada tu intervención.

¿Entonces cuántos niños desnutridos hay en México?
Midiendo el peso, la desnutrición crónica afecta a entre 1.2 y 1.4 años niños de cero a cinco años, de un universo de 9 millones de niños. Esos son los que están en la situación más crítica. Ahora, si nos fuéramos al filtro de la anemia, el 24% de los niños mexicanos padece este problema. Y ésa es la desnutrición escondida, lo mismo que cuando hay problemas de neuro-desarrollo. Lo que no estemos haciendo hoy va a repercutir en los indicadores de mañana del Producto Interno Bruto (PIB), de la educación, de la salud... La principal causa de la diabetes es la desnutrición, lo mismo pasa con la obesidad, la deserción escolar, el bajo desempeño en la escuela…

¿Cuántos chicos han atendido hasta hoy?
Un Kilo de Ayuda empezó distribuyendo alimentos, y en seguida nos dimos cuenta que eso no tiene un retorno de largo plazo. El 1 de enero de 2000 lanzamos el programa de nutrición, con el que hemos atendido a 226,000 niños. Hoy tenemos 16 centros de atención y tres unidades hospitalarias en Tapachula, Chiapas; y en Temascalcingo y San Felipe El Progreso, en el Estado de México. Están ubicados en los estados donde se concentra el 74% de la desnutrición en el país: Yucatán, Chiapas, Oaxaca, Guerrero,  el Estado de México, Veracruz, San Luis Potosí y Puebla.

Cada 14 días hacemos nuestras mediciones en las comunidades, con las mamás y sus hijos. Y hacemos sobre todo una labor educativa, que es la que más contribuye: les enseñamos sobre temas de higiene y sanidad, a preparar los alimentos, a estimular a los niños.

El objetivo de Un Kilo de Ayuda es erradicar la desnutrición en México para 2021. ¿Se podrá lograr?
Con la crisis financiera de 2007 y la escalada de los precios de los alimentos quizá habría que replantear nuestra meta para 2023. Pero también faltó el compromiso real de los gobiernos del país. Hay algunos gobiernos estatales que sí lo asumieron, como Chiapas, el Estado de México, Oaxaca y Yucatán. Sin embargo, la mayoría no lo ha hecho, como tampoco el Gobierno Federal. Para poder lograr este objetivo necesitamos trabajar juntos.

Yo creo que tiene que haber un Estado participativo y también una sociedad civil participativa. En otras palabras, debe haber tanta sociedad civil como se pueda y tanto Estado como sea necesario. La sociedad civil tiene que asumir cada vez más compromiso, pero el Estado cada vez más responsabilidad de eficiencia en la distribución de los recursos públicos.

¿Cómo se combate la desnutrición?
No se combate con alimentos. Un ejemplo muy sencillo es un niño con diarrea porque está tomando agua con parásitos y al que se le da de comer y comer: al final, la ecuación va a ser desnutrición. Lo mismo sucede con un pequeño que gatea en un piso de tierra o sin acceso a servicios de salud. El problema se tiene que resolver de manera integral.

El problema es que los organismos encargados de aterrizar las políticas públicas generalmente se inclinan más a coberturas universales en la distribución de la asistencia que a resultados. Se privilegia más escalar el Programa Oportunidades, que llega a seis millones de familias que a producir resultados de largo plazo. Porque seis millones de familias significa el 30% de la población del país, y la desnutrición afecta al 17 por ciento. Y aun así el presupuesto del Programa Oportunidades es infinitamente mayor que lo que se necesita para la erradicación de la desnutrición, no hay proporción. Pero es un problema que “no se ve tanto”.

¿Cómo ve a Un Kilo de Ayuda en cinco años?
Concientizando más en que el principal impacto de la desnutrición está en el desarrollo intelectual y emocional de las personas. Porque un desnutrido no tiene la misma capacidad de esperanza o desesperanza que un bien nutrido, o los mismos picos de alegría y de tristeza, y eso los va a acompañar toda la vida.

En medio de desastres naturales me ha tocado ver a un padre que ha perdido su casa y a toda su familia, y no ver la mínima expresión de dolor. O entregar una casa y no percibir felicidad. Veo a Un Kilo de Ayuda tratando de lograr la verdadera justicia social, que es la libertad de las personas para construir su propio proyecto de vida.


www.SoyEntrepreneur.com