Plan de Negocios

Inicia un negocio de medio tiempo

¿Quieres convertirte en tu propio jefe? Esta opción podría ser el paso intermedio antes de que te animes a independizarte completamente.
Inicia un negocio de medio tiempo
Crédito: Depositphotos.com

Si tu plan a largo plazo es independizarte por completo, empezar con un esquema de medio tiempo puede ofrecerte varias ventajas. En primer lugar, reduce las posibilidades de fracaso, ya que puedes financiarte con los ingresos y prestaciones que te ofrece tu actual trabajo y, a la vez, desarrollar tu propia empresa de forma gradual.

Sin embargo, un negocio de este tipo también implica riesgos potenciales. Por ejemplo, te resta tiempo y recursos para comercializar, desarrollar estrategias de mercadotecnia y crear una cartera de clientes sólida. Ellos podrían sentir que no les estás dando un servicio adecuado. Mientras que tú, al tener que combinar ambas actividades (empleo y proyecto empresarial), puedes llegar a agotarte. Y como resultado, tu vida personal se verá afectada de cierta manera.

Eso no quiere decir que un negocio de medio tiempo no funcione. Así que para asegurar tu éxito, debes aprender a organizarte, tener una gran autodisciplina y contar con el apoyo de tu familia y amistades. Arnold Sanow, coautor de Tú puedes comenzar tu propio negocio, afirma que comprometerte con tu proyecto también es crucial. “No pienses que, puesto que ya tienes un empleo, no necesitas trabajar tan duro en tu empresa. Debes tener un plan de ataque”, asegura.

Aquí tienes una lista de lo que debes tomar en cuenta antes de elegir qué camino es el más apropiado para lograr tu independencia.

Evalúa el potencial de tu idea. Si descubres un nicho no atendido o sin grandes competidores, iniciar de tiempo completo es tu mejor opción. Pero si detectas que hay que hacer esfuerzos para desarrollar el mercado a largo plazo, entonces probablemente es más conveniente empezar con medio tiempo.

Investiga la competencia en tu ramo, la economía del área, la conformación demográfica de la base de clientes y la disponibilidad de consumidores potenciales. Por ejemplo, si abres un salón de belleza exclusivo, calcula el número de establecimientos similares que hay en operación, la afluencia de mujeres en el área y las tarifas que están dispuestas a pagar.

Define tus metas y estrategias en un plan de negocios integral. Haz proyecciones de mercado y fija objetivos con base en los resultados de tus investigaciones. Esto te dará una visión del panorama a mediano y largo plazo. No importa si escogiste la alternativa de medio tiempo, también deberás elaborar un plan de negocios, pues más adelante te ayudará en la transición.

Analiza tus finanzas. Antes de arrancar una empresa de tiempo completo, la mayoría de los expertos recomienda reservar suficiente dinero para vivir por lo menos entre seis meses y un año. Realizar tu plan de negocios te mostrará con detalle cuánto tiempo puedes prever que deberás esperar antes de que tu proyecto comience a generar ganancias.

Establece prioridades financieras. Esto funciona si apuestas por emprender en tu tiempo libre. ¿Cómo saber si tu negocio está generando suficiente dinero como para renunciar a tu empleo? De acuerdo con Sanow, por regla general, hay que esperar hasta que tu emprendimiento de medio tiempo genere ingresos equivalentes a por lo menos el 30% del salario que percibes actualmente.

Involucra a tu familia en el proceso. Iniciar una empresa requiere de una preparación emocional y psicológica, tan importante para tomar una decisión como los aspectos del mercado y las finanzas. ¿Tus familiares cercanos te apoyan para que seas un emprendedor?, ¿comprenden los sacrificios que requerirá un negocio, tanto de tiempo completo como parcial?

Asegúrate de que sepan que pueden discutir contigo cualquier objeción o preocupación que tengan con respecto a tu proyecto. Luego, trabajen juntos para desarrollar soluciones prácticas a los problemas que prevean. Asimismo, establezcan reglas básicas para que el negocio de medio tiempo opere sin mayores complicaciones. Por ejemplo, acuerden no trabajar los domingos por la tarde o no hablar de negocios durante la cena.

Evalúa los efectos. ¿Cómo afecta tu vida el negocio en las dos opciones de inversión de tiempo? Lo más probable es que tengas que trabajar por las tardes, los fines de semana y a la hora de la comida, si no es que también los días festivos, cuando estés enfermo y en tus vacaciones. Esa es la clase de compromiso que necesitas hacer si esperas que tu idea tenga éxito.

Si debe ser de medio o de tiempo completo, es una decisión que sólo tu puedes tomar. Sea cual sea el camino que elijas, el secreto para triunfar es hacer una autoevaluación honesta de tus recursos, tu grado de compromiso con el proyecto y los sistemas de apoyo de los que dispongas. Si tienes claros esos factores en mente, seguramente tu negocio se convertirá en la empresa que siempre soñaste dirigir.

www.SoyEntrepreneur.com