Marketing

Fortalece tu marca en Internet

Herramientas como Facebook y Twitter multiplican las posibilidades de que interactúes con tus clientes. ¡Úsalas en tu negocio!
Fortalece tu marca en Internet
Crédito: Depositphotos.com

Explotar la vasta audiencia de comunidades virtuales como Twitter y Facebook es una alternativa de bajo costo para catapultar la marca de una pequeña o mediana empresa (Pyme) hacia el terreno global. Construirla utilizando redes sociales te permite desarrollar nuevas relaciones (y fortalecer las existentes), que con frecuencia conducen a una conciencia de marca, lealtad y mercadotecnia de boca en boca.

Aunque quizá al principio parezca una labor titánica, el secreto está en desmenuzar el proceso en piezas más fáciles de manejar. Desde definir tu público objetivo hasta ponerte en contacto con usuarios que son influyentes en diferentes foros en Internet.

Estos cinco pasos te conducirán hacia el posicionamiento de tu marca y el impulso que requiere tu negocio para crecer de forma acelerada utilizando las redes sociales.

1. Crea destinos en línea con tu marca. Se trata del primer paso para crear conciencia de marca y lealtad. Las compañías que con más éxito promueven sus marcas en el ciberespacio rodean a los usuarios de experiencias online, que les permiten elegir la forma de interactuar con ellas.

Por lo tanto, considera el uso de opciones populares y gratuitas, como blogs, Twitter, Facebook, LinkedIn, YouTube, etc. Por supuesto, los dueños de Pymes –que no siempre tienen los recursos humanos necesarios para manejar varios canales de comunicación virtual– deben probar cada una de estas alternativas para determinar a qué red social podría adherirse mejor en el largo plazo.

2. Fija puntos de entrada. Uno de los aspectos clave para lograrlo es publicar contenidos continuamente, pero sobre todo, que le añadan valor a la experiencia del lector. La meta es dar a conocer información útil de la cual la gente quiera hablar, para que luego pueda compartirla con su propia audiencia. De esta manera, se crean vías adicionales para que los cibernautas encuentren los destinos de tu marca, y puede conducir a obtener mayores calificaciones en buscadores de Internet como Google.

Piénsalo así: si tienes un sitio Web con 10 páginas de contenido, hay 10 maneras para que los buscadores te encuentren. Si a este portal le agregas un blog y escribes un post nuevo todos los días durante un año, tendrás 365 maneras más para que Google halle tu sitio y tu marca se haga más popular. Lo mejor es que este tipo de acceso a una audiencia global no se puede comprar, más bien depende de tus habilidades y estrategias implementadas en la red.

3. Ubica a tu público meta y atráelo. ¿Dónde acostumbran tus consumidores pasar el tiempo? Tú también necesitas navegar en esos sitios e involucrarte en las conversaciones que están teniendo lugar ahí. Realiza búsquedas en Google de palabras claves que los usuarios podrían usar al buscar un negocio o productos como los tuyos. Sigue los caminos que tomarían esos consumidores, y lo más probable es que los encuentres.

Únete a foros de Internet y/o blogs relevantes y escribe posts, publica comentarios y responde preguntas. Una vez que la audiencia entienda que estás ahí para ofrecer información útil y no para autopromoverte, puedes empezar a guiarlos hacia tus propios destinos, particularmente al que elegiste como el principal destino de tu marca en línea.

4. Conéctate con usuarios de Internet influyentes. Mientras buscas a tu público meta, debes identificar a los que tienen una voz fuerte en dichas comunidades y entrar en sus respectivos radares. Para hacerlo, deja comentarios en sus blogs, síguelos en Twitter y “retuitea” su contenido. Incluso, puedes mandarles un correo electrónico para presentarte.

Lo importante es asegurarte de que conozcan tu nombre y que entiendan que tu participación le añade valor a la conversación en línea.

5. Ofrece más de lo que recibas. El éxito de la mercadotecnia en las redes sociales depende de ser útil y desarrollar relaciones. Si pasas todo tu tiempo promoviéndote, entonces nadie querrá escucharte. No se trata de una táctica inmediata, sino más bien de una estrategia a largo plazo que puede resultar en un crecimiento orgánico y sustentable gracias a una participación consistente.

Una buena práctica es aplicar la regla de 80-20 a tus esfuerzos de marketing en línea: no pases más del 20% de tu tiempo en actividades y conversaciones autopromocionales, y dedica por lo menos el 80% a realizar actividades no autopromocionales. Con el tiempo, verás crecer tu negocio. Mientras tanto, comienza por construir las bases.

 

www.SoyEntrepreneur.com