Especiales patrocinados

El teletrabajo, una opción para ser mejores padres

Estudios revelan que los hombres "muy felices" tienen hijos y son parte activa de su crianza. El trabajo flexible se los permite.
El teletrabajo, una opción para ser mejores padres
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Quien dijo que los hombres se siguen viendo como simples proveedores, ajenos a la crianza de sus hijos, está muy equivocado. Está demostrada científicamente la sensibilidad masculina a grado tal que pueden experimentar síntomas de embarazo en algo que se ha llamado: Síndrome de Couvade.

En la actualidad, los hombres han dejado de ser proveedores para integrar un cuadro más armónico con las mujeres. Los estudios revelan que el hombre se acerca más a los hijos, pasea con ellos y tiene menos miedo de mostrar sus sentimientos y el acercamiento con ellos, algo que muchas veces no puede ocurrir por el ritmo laboral que llevan y que les obliga a estar fuera de casa gran parte del día.

El trabajo flexible o las oficinas satelitales son una gran herramienta para disminuir el estrés masculino al poder tener un equilibrio entre su vida profesional y personal. Una investigación auspiciada por Coca-Cola, reveló que los hombres que se declaran “más felices” tienen entre 26 y 35 años, están casados o tienen pareja estable y tienen uno o dos hijos.

Y no sólo eso, los que se declararon “muy felices” fue porque tienen tiempo para escuchar música, leer, ir al cine, al teatro o disfrutar de las vacaciones en compañía. Esto comprueba que a los padres de familia lo que menos les entusiasma es tener en su escritorio una foto de sus hijos o una taza que dice “Papi” y que les recuerda lo mucho que lo quieren, sino tener un equilibrio entre su vida personal y laboral.

Mónica Cerda – Directora General de Regus en México, comenta "El trabajo flexible consiste en ayudar a todos los papás a laborar con una completa flexibilidad, lo que se traduce en horarios y lugares que se adaptan a las necesidades de cada estilo de vida.

“En la actualidad, quedan muy pocas personas a las que todavía les agrada trabajar desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde en una oficina fija, con un tiempo de traslado desde y hacia el trabajo de más de 30 minutos y más aun tomando en cuenta que la mayoría de los padres (y madres) trabajadores necesitan más tiempo libre.

“Ellos desean que su trabajo pueda ser compatible con sus demandas personales, como el cuidado de los niños, el poder asistir al evento de la celebración del Día del Padre que se celebra en el colegio, así como otros deberes personales".

Una opción viable para lograrlo es hacer uso de las prácticas de trabajo flexible, como la posibilidad de trabajar en una Oficina Satelital cercana a sus domicilios. Igualmente, utilizar un Centro de Negocios para laborar cuando no estén en su acostumbrado lugar de trabajo y tengan tiempos muertos entre una visita a un cliente y a otro.

De la misma forma, realizar videoconferencias, en lugar de tener que viajar al extranjero para tener esa reunión con su socio comercial que se ubica en Estados Unidos o Europa. Estos pequeños pasos ayudan a mejorar la calidad de las vidas y del trabajo de las personas.

Roberto, un caso de éxito

Esta es una historia como muchas. A sus 32 años, con dos hijos y una esposa, literalmente vivía en la oficina. Tras una jornada maratónica y dos horas de traslado de su trabajo en Santa Fe, a su casa en Cuautitlán Izcalli, lo único que anhelaba era llegar a descansar.

Sólo podía convivir con su familia los fines de semana y de preferencia en su casa, porque estaba demasiado cansado  como para manejar y enfrentarse al tráfico una vez más.

Los problemas en casa no se hicieron esperar, pero imposible abandonar el empleo. No era un padre de familia pero sí un buen proveedor.

Finalmente una oportunidad de empleo en Monterrey cambió su vida. Como analista costumer service de una empresa trasnacional, Roberto comenzó a trabajar por objetivos.

Aunque oficialmente tiene un horario, trabajar con base en metas específicas le permitió aprovechar las ventajas del trabajo flexible.

“La empresa me dio las herramientas para trabajar desde cualquier lado: una laptop, conexión inalámbrica y un radio para estar en permanente comunicación. Eso me permite trabajar desde donde sea e informar del cumplimiento de mis objetivos periódicamente a través de un formato interno”, comentó.

Hoy tiene tiempo de ir por sus hijos al colegio, participar en las responsabilidades en su hogar y compartir más tiempo con su esposa. Ya no pide permisos para realizar trámites o para viajar a la ciudad a ver a su familia porque trabaja remotamente; dejó de enfermarse y si le ocurre, la empresa no se entera porque trabaja desde su casa.

No obstante las libertades de las que goza, algo tiene muy claro: el trabajo es el trabajo y los objetivos se tienen que cumplir. Tiene que estar disponible ante cualquier llamada por radio o cuando es requerido en la oficina a la que va un par de días a la semana.  Roberto es un buen web-worker.

¿Te animarías a contratar oficinas satelitales para que tus empleados estuvieran más cerca de sus hogares?