Marketing

Saca provecho a tu FanPage

Te decimos cómo fortalecer tu marca en Facebook y mantener el contacto con tus clientes.
Saca provecho a tu FanPage
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Fortalecer tu marca en Facebook es muy fácil con una Página de Fans. Es una de las mejores opciones que te ofrece esta red social para mantenerte en contacto con tus clientes y posicionar tu marca a través de lo que en Estados Unidos es conocido como ‘engagement’.

Para lograr fortalecer tu marca y posicionarte como experto, sólo tienes que hacer lo siguiente:

1. Definir un objetivo
Ésta es la principal causa de fracasos de las FanPage de algunas empresas. Para evitar los fiascos tienes que pensar qué quieres lograr y a qué tipo de público te diriges. Lo imprescindible es no perder nunca de vista el objetivo.

2. No dejes que la ansiedad te consuma
Si no tienes 20.000 fans de la noche a la mañana, no es un gran problema. Tienes que enfocarte en tu público potencial y no en todas las personas que están en Facebook.

3. Mantén un lenguaje casual
Cada vez que escribas mensajes o respondas alguna pregunta, debes tener en cuenta que tu tono debe ser distendido y desenfadado. Un buen experimento es pensar que estás con una cerveza en la mano e intentar ser alegre; eso sí con propiedad y credibilidad.

4. Compórtate como una persona
Ten en cuenta que quienes visitan un FanPage quieren hablar con una persona, no con un logo, por lo que debes identificar a las personas que están al otro lado de la pantalla. Si es posible pon en tu avatar una foto de tu equipo y no del logo de la empresa.

5. No olvides las imágenes
Intenta compartir la mayor cantidad de imágenes posible con las personas que sigan tu FanPage. Los videos también funcionan muy bien si están pensados estratégicamente. La clave está en ser divertido y original.

6. Habla en titulares
No escribas mensajes eternos, sino que trata de hacer algunos que sean cortos pero impactantes.

7. Acompaña tus textos de preguntas
De esta forma incentivarás los comentarios. Las palabras que implican instrucción generan rechazo; pero las preguntas siempre dan ganas de contestarlas.