Plan de Negocios

¿Qué vender en Internet?

Descubre qué tipo de mercancía te conviene ofrecer en tu tienda virtual y cómo hacerlo para atraer usuarios.
¿Qué vender en Internet?
Crédito: Depositphotos.com

El e-commerce es una extensión natural –y ahora hasta obligatoria- del comercio tradicional. Con una inversión mínima puedes ganarte la vida con esta actividad y sin la necesidad de dejar el mercado en que te has posicionado hasta ahora con tu Pyme.

Sin embargo, para decidir qué vender de forma online, debes tener en claro dos enfoques:

1. Elegir un hobby o pasatiempo que te apasione
2. Investigar líneas de productos y nichos de mercado

Puedes tener cualquiera de los dos, pero debes tener en cuenta que muchos negocios fracasan porque sus administradores lo toman como si únicamente fuera un hobby, sin considerar  la pasión que sienten por su negocio y lo importante que es esto para encaminarlo correctamente.
 
Es muy importante que elijas productos a los que puedas agregar un valor extra que el cliente aprecie, pues si vendes algo que se puede comprar en cualquier esquina, tendrás pocas posibilidades de venta.

Puedes comparar alternativas y buscar productos originales y aprender toda la información posible sobre ellos, con el fin de proporcionar un buen servicio al cliente, responder sus preguntas, preparar los envíos correctamente y además de responder a la brevedad los mensajes de correo electrónico que te envíen en busca de datos.

A tomar en cuenta

El precio es muy importante, por lo que antes de decidir qué vas a vender debes considerar que el precio al que vendas tus productos debe ser atractivo para el consumidor pero rentable para ti; si no lo es, no es negocio.

Asimismo, debes pensar en el nicho en que insertarás los productos que ofreces. Necesitas un segmento lucrativo en Internet y una vez que lo hayas descubierto, ten en cuenta productos que puedan complementar tu oferta principal.

Una vez que decides lo que vas a vender, debes crear una plataforma como Mercadolibre o eBay, las cuales permiten que puedas probar con varios estilos y a partir de esto, escoger con los que te vas a arriesgar en tu negocio.

En el mundo online, la confianza y la reputación valen oro, por lo que debes evitar cualquier tipo de malas contestaciones o ironías. Hay que responder rápido, bien y claro. Recuerda que probablemente el cliente que no queda satisfecho escribe una mala reseña (en los sitios de subastas éstas son obligatorias para ambas partes) y quien busca comprar un producto lee las reseñas o al menos verifica la reputación antes de apretar el botón Comprar.