Columnas

100% conectados

“Lo que la vida separó, que no lo junte Facebook”, dice muy segura de sí misma una amiga cada vez que le preguntan por qué todavía no usa esa red social. Me parece una frase muy ocurrente, y aunque respeto su decisión… estoy segura de que pronto recibiré una invitación para que también sea su amiga en Internet. Sobre todo porque Gabriela tiene un negocio de diseño y si algo no le sobra son clientes.

Hace rato que las redes sociales dejaron de ser una moda y se convirtieron en una herramienta de mercadotecnia que ninguna empresa puede ignorar. Para entender esta nueva realidad, no hay más que mirar a nuestro alrededor y comprobar cuánto tiempo pasan nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo pegados a su celular revisando su Facebook o su Twitter.

Estamos hiperconectados. Podemos reencontrarnos con los compañeros de la escuela y mantenernos al tanto de sus vidas aunque ahora nos separen miles de kilómetros de distancia. Y dentro de nuestra comunidad virtual, la opinión del amigo de un amigo puede influenciarnos más que el comercial que acabamos de ver en la televisión.

Esta nueva realidad trae novedosas oportunidades para que los negocios puedan abrir nuevos canales de comunicación con sus clientes. Y lo mejor: con un presupuesto a veces pequeño. El problema es que las redes sociales siguen siendo herramientas difíciles de entender y que además se renuevan todos los días. Hay que conocerlas, pero también elegir la mejor para nuestro giro y saber cómo manejarlas.

Por eso nuestra portada de este mes, “Gana con las redes sociales”. Una de las más pedidas por nuestros lectores a través de sus mails y mensajes. Y que todavía pueden encontrar en circulación.

Como contamos en nuestro artículo “10 leyes del marketing digital”, promover tu marca en esta nueva plataforma necesita una estrategia y seguir ciertas reglas. Por ejemplo, hay que escuchar más a nuestros seguidores/clientes y hablar menos. Ser generoso y compartir contenidos de otros (porque no puedes esperar que otros hablen de tí si tú no haces lo mismo por los demás). Y ser paciente: el éxito en las redes sociales no se da de la noche a la mañana.

También es importante que evalúes si la presencia de tu marca en Internet resulta positiva para tu empresa y, al final, midas el retorno de tu inversión en estas herramientas. La pregunta es la de siempre: ¿estás vendiendo más? Como cuenta nuestro colaborador Jorge Villalobos en otro de los artículos de portada, aunque abrir una cuenta en Facebook o Twitter es gratis, crear y mantener una comunidad lleva tiempo y recursos que podrías estar destinando a otro proyecto.

Por suerte (y gracia de la tecnología), la industria de la analítica en Internet vive un auge y hoy hay muchas herramientas que te pueden ayudar a medir el crecimiento y los datos demográficos de tus seguidores, así como qué tanto se involucran con tu contenido.

Por cierto, esperamos sus comentarios a través de Facebook (Entrepeneur México) y Twitter (@soyentrepreneur y @laura_emprende). En Entrepreneur también estamos 100% conectados.