Emprendedores

Encuentra tu oportunidad de negocio

Conoce cuáles son las tendencias más fuertes del mercado y los modelos de negocio más rentables para convertirte en tu propio jefe.
Encuentra tu oportunidad de negocio
Crédito: Depositphotos.com

Cada vez más personas deciden iniciar su propio negocio. Algunas, siguiendo su espíritu emprendedor; otras, en búsqueda de su independencia económica; así como un creciente número de quienes necesitan ingresos extra para completar el gasto familiar.

Según datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), el salario mínimo en 2011 oscila entre $56.70 y $59.82 (dependiendo de la zona geográfica). Esto, más el hecho de que al tercer trimestre de 2010 el 56.71% de la Población Económicamente Activa (PEA) ganó de uno a tres salarios mínimos –de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)–.

Ya sea como una actividad de medio tiempo o como una forma de vida, lo cierto es que emprender requiere de compromiso y, sobre todo, informarse continuamente respecto a cómo se comporta el mercado en donde se operará. Dicen que el conocimiento es poder y qué mejor que iniciarte en el mundo de los negocios sabiendo las características de tu público meta, cuáles son los productos y servicios más demandados, y qué marcas son las mejor posicionadas.

Si quieres comenzar a escribir tu propia historia de éxito, considera que existen modelos de negocio como las ventas por catálogo, distribución y franquicias –por mencionar algunos– que ofrecen ciertas ventajas. De entrada, el hecho de su sumarse a su red te da el derecho de uso de marca y el know how necesario para operar.

Sin embargo, recuerda que antes de invertir en alguna de estas empresas que ofrecen una oportunidad debes tener claro qué es lo que más te gusta hacer, cuánto tiempo y dinero estás dispuesto (y podrías) destinar, y cómo resolverás la parte operativa. ¡Mucho éxito, emprendedor!

Un mercado millonario

Las ventas directas es una buena opción si tu objetivo es obtener ingresos extra. ¿Por qué? Simple: porque puedes aprovechar tus contactos personales y/o profesionales para ponerla en práctica. La Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD) define este concepto como “la comercialización de bienes de consumo y servicios directamente a los consumidores mediante el contacto personal de un agente de comisión o mediador mercantil independiente, generalmente en sus hogares, en el domicilio de otros, en su lugar de trabajo o fuera de un local comercial”.

Quien emprende bajo este modelo de negocio tiene dos opciones: vender de persona a persona –apoyado en un folleto o catálogo– o a través de reuniones grupales –en las que se muestra el producto y sus beneficios a clientes potenciales–.

Sea cual sea el sistema de ventas se trata de un mercado millonario, como lo señalan datos de la World Federation of Direct Selling Associations. Al cierre de 2010, México reportó US$4,824.6 millones por concepto de ventas directas. Esto lo coloca como el segundo país latinoamericano con más ingresos por este modelo de negocios –sólo después de Brasil con US$8,040 millones–.

Modelo exitoso y probado

Una de las ventajas de invertir en una franquicia es que se trata de un concepto ya probado, con lo que los riesgos de emprender disminuyen considerablemente. Una franquicia es “una marca registrada a la cual se le da el derecho de uso de explotación por un tercero”, explica Diego Elizarrarás, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF). “A diferencia del uso de una licencia, una franquicia va acompañada de la transferencia de conocimientos y tecnología, con lo que la curva de aprendizaje decrece”, agrega.

En México, el mercado de las franquicias es uno de los que mejores resultados ha reportado en los últimos años. Desde el lanzamiento del Programa Nacional de Franquicias (PNF) en 2007 por parte de la Secretaría de Economía (SE) –con un total de $260 millones–, se han alcanzado los siguientes resultados en el sector:

La apertura de 1,400 puntos de venta
Más de 70,000 empleos a nivel nacional
Un incremento del 18% en el desarrollo de nuevos conceptos en 2010, con respecto al año anterior

“Notamos que el sector de alimentos y bebidas es el más dinámico, con un crecimiento del 35% el año pasado; en tanto que la tendencia apunta hacia la oferta de comida saludable”, afirma Elizarrarás. “Por su parte, las franquicias de servicios reportan un crecimiento del 28% y las de venta al detalle un 25 por ciento”.

Entre los datos aportados por el presidente de la AMF vale la pena destacar el hecho que los mexicanos están invirtiendo más en su imagen, sin importar que las condiciones económicas no sean las mejores. De ahí que las franquicias de centros de depilación hayan sido de las más solicitadas en 2010. Otras marcas que van ganando terreno en el gusto del consumidor son las que ofrecen servicios de educación y salud.

Respecto a los territorios más fértiles para el desarrollo de una franquicia –además del Distrito Federal, Jalisco y Nuevo León– figuran Puebla, Yucatán y Sonora, los cuales tienen un alto potencial de crecimiento. En cuanto a regiones, el Bajío y el Sureste representan las zonas más rentables para la expansión de ciertas marcas. “Pero en aquellas ciudades azotadas por la delincuencia será en las que menos solicitudes de franquicia habrá, ya sea porque la gente está temerosa de invertir o porque el franquiciatario no esté convencido de operar ahí”, advierte Elizarrarás.

Sin importar el giro de la franquicia, para el empresario el éxito del negocio depende hasta en un 70%, del perfil del franquiciatario. Según él, lo más importante es que sea alguien dispuesto a involucrarse de tiempo completo y, principalmente, que conozca el mercado y le apasione el giro de la empresa. En cuanto al franquiciante, el Presidente de la AMF recomienda que su plan de negocios esté supervisado por un experto en desarrollo de modelos de franquicia.