Marketing

Cómo crear deseos para vender

Olvídate de sólo satisfacer necesidades para ganar más y desarrolla productos atractivos que sean objeto del deseo de los consumidores.
Cómo crear deseos para vender
Crédito: Depositphotos.com

Muchas empresas ofrecen los mismos productos que su competencia y están orientados al mismo público. Sin embargo, sus ventas no alcanzan los niveles del resto y el problema puede ser que sólo están satisfaciendo una necesidad y no creando un producto que el cliente desee comprar.

Existe una gran diferencia entre las necesidades y los deseos. Las primeras apuntan a nuestros requerimientos básicos como seres humanos, como alimentación, salud, vestimenta, etcétera. En tanto, los deseos son aquellas cosas de queremos una vez que nuestras necesidades ya se encuentran satisfechas.

Por ejemplo, cuando ya tenemos comida en nuestro refrigerador y sabemos que no nos faltará, deseamos comer otras cosas que nos apetezcan más como una hamburguesa o un helado. Entonces, cuando un cliente escoge un producto de una determinada marca, en realidad está comprando un deseo, no una necesidad.

Los deseos varían según la cultura y personalidad de cada individuo, pero… ¿Cómo hacer que nuestros productos se conviertan en deseos? Te damos tres pistas para lograrlo y hacer que los consumidores realmente quieran adquirir tu oferta:

No basta con que tu  producto tenga más cualidades y beneficios que el de tu competencia, además, debes proyectar una imagen de superioridad. Lo ideal es que la envoltura o envase de tu producto sea llamativo y de calidad, de esa manera da la sensación al cliente de que es mejor que los otros.  

Muchas veces, apostar por un precio más alto puede suponer las claves del éxito para tu producto. En la mayoría de los casos, cuando el cliente ve un producto barato supondrá que no es tan bueno como el resto, por lo tanto no lo comprará, aun si tiene más atributos. Debes hacer un análisis de qué te conviene más, si diferenciarte por el precio o la calidad.

Otro consejo es que tu producto tiene que vender un concepto o un estatus para ser exitoso, por ejemplo, en el caso del vestuario no sólo buscamos cubrirnos, sino vernos bien y sentirnos cómodos.

Con estos datos, verás cómo tus ventas suben casi instantáneamente y en poco tiempo, tus productos estarán entre los más exitosos y deseados del mercado.