Franquicias

Cómo vender tu franquicia

Te decimos cuáles son los cuatro puntos que siempre debes tener presente para atraer a nuevos socios a tu red.
Cómo vender tu franquicia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El proceso de venta de una franquicia tiene varias connotaciones; sin embargo, lo tomaremos como un proceso de negociación en el que la meta es el cierre; durante el cual el franquiciante identifica, anima y satisface los requerimientos de un comprador o posibles compradores, quienes buscan un beneficio mutuo y permanente.

Es por esto que cuando vendes tu franquicia para adquirir nuevos franquiciatarios, debes tener en cuenta cuatro puntos de suma importancia.

La preventa

En esta etapa debes comprender el conocimiento a fondo de la franquicia que pretendes vender, los servicios o productos que se ofrecen, el mercado al que te dirigirás, la competencia y los clientes. Debes preparar una presentación para los posibles inversionistas y definir el perfil del franquiciatario ideal para tu negocio.

Da paso a la venta

En este punto todo va a depender de cómo hayas manejado la preventa, pues así podrás visualizar qué posibles inversionistas están pensando en realidad en la adquisición de la franquicia. Aquí debes captar la atención de los clientes, producir una impresión positiva, además de dar a conocer el funcionamiento diario, tratando de destacar los mejores aspectos de este negocio.

Objeciones durante la negociación

Para convencer siempre debes ser sincero en la demostración de cualidades del negocio, el producto o servicio que ofrezcas. Para esto, la conversación debe ser amena pese a que el posible franquiciatario debe ser quien lleve la conversación y tú debes rebatir en caso de que se presente la ocasión, con argumentos creíbles, sustentados en cifras y de ser posible, ejemplos anecdóticos.

Haz un seguimiento

Una vez que vendas la franquicia, debes seguir despertando el deseo de los compradores; pues la motivación es señal de que las personas se impulsan a la compra. De esta forma aseguras la satisfacción del cliente y que, probablemente, esté dispuesto a adquirir otra franquicia tuya.

Cómo vender tu franquicia

 

El proceso de venta de una franquicia tiene varias connotaciones; sin embargo, lo tomaremos como un proceso de negociación en el que la meta es el cierre; durante el cual el franquiciante identifica, anima y satisface los requerimientos de un comprador o posibles compradores, quienes buscan un beneficio mutuo y permanente.

 

Es por esto que cuando vendes tu franquicia para adquirir nuevos franquiciatarios, debes tener en cuenta cuatro puntos de suma importancia.

 

La preventa

En esta etapa debes comprender el conocimiento a fondo de la franquicia que pretendes vender, los servicios o productos que se ofrecen, el mercado al que te dirigirás, la competencia y los clientes. Debes preparar una presentación para los posibles inversionistas y definir el perfil del franquiciatario ideal para tu negocio.

 

Da paso a la venta

En este punto todo va a depender de cómo hayas manejado la preventa, pues así podrás visualizar qué posibles inversionistas están pensando en realidad en la adquisición de la franquicia. Aquí debes captar la atención de los clientes, producir una impresión positiva, además de dar a conocer el funcionamiento diario, tratando de destacar los mejores aspectos de este negocio.

 

Objeciones durante la negociación

Para convencer siempre debes ser sincero en la demostración de cualidades del negocio, el producto o servicio que ofrezcas. Para esto, la conversación debe ser amena pese a que el franquiciante debe ser quien lleve la conversación y tú debes rebatir en caso de que se presente la ocasión, con argumentos creíbles, sustentados en cifras y de ser posible, ejemplos anecdóticos.

 

Haz un seguimiento
Una vez que vendas la franquicia, debes seguir despertando el deseo de los compradores; pues la motivación es señal de que las personas se impulsan a la compra. De esta forma aseguras la satisfacción del cliente y que, probablemente, esté dispuesto a adquirir otra franquicia tuya.