Especiales patrocinados

El Campus Apple, la obra que Steve Jobs no verá

El genio que marcó tendencia en muchas áreas, también buscaba hacerlo con sus nuevas oficinas tipo nave espacial. ¡Conócelas!
El Campus Apple, la obra que Steve Jobs no verá
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La muerte de Steve Jobs impactó al mundo que hoy llora la pérdida de un hombre visionario que revolucionó la tecnología, la interrelación de las personas y otras áreas en las que incursionó. La arquitectura, por ejemplo. Una obra que el genio fallecido no verá, pero que visualizó como vanguardista, será las nuevas oficinas de Apple.

Distinto a la tendencia mundial de ofrecer trabajo flexible, Jobs pretendía concentrar a todos sus empleados en un complejo tipo nave espacial, de tamaño circular, con amplios ventanales para contemplar la belleza del bosque que lo rodeará, y el parque que en el centro estará ubicado.

El mismo Steve hizo el anuncio de esta obra en agosto de 2011, como parte de sus planes de expansión para crecer en un 40% su planilla laboral y concentrar a 13,000 empleados en una “ciudad futurista” que, además, será sustentable.

El centro de operaciones de Apple contará con un centro de energía renovable, basada en gas natural y sólo utilizará la red de energía eléctrica tradicional como sistema de respaldo. Contará con un auditorio para la presentación de sus productos y el color predominante de todas sus áreas seguirá siendo el blanco.

Este “supercampus” “será una nave espacial en la Tierra… que todos los estudiantes de arquitectura vendrán a conocer”, expresó Jobs en su momento. Estará ubicado en Silicon Valley, en California, su construcción iniciará en 2012 y si nada cambia, abrirá sus puertas en el 2015.

El nuevo Apple Campus tendrá una superficie de 607,028.46 metros cuadrados, incluyendo áreas verdes y además de las oficinas, tendrá espacios recreativos para facilitar la convivencia y hacer ejercicio. Habrá cafeterías, restaurantes y un centro de fitness, es decir, sí tendrá ciertos elementos para dar comodidad y salud a sus empleados.

Actualmente, en sus oficinas ubicadas en Silicon Valley, los estacionamientos son igualitarios: no hay puestos reservados para gerentes o jefes. Aunque era cotidiano ver el BMW de Steve Jobs estacionado en la entrada o incluso en el área de discapacitados, como relatan algunas crónicas. Ahí, sus empleados cuentan con un futbolito y áreas verdes, sin embargo, estas nuevas instalaciones crecerán esas áreas.  Se dice que será el edificio más grande de Estados Unidos en extensión, incluso más que el Pentágono.

Ya veremos qué pasa con las oficinas de Apple. Lo cierto es que a pesar de ser uno de los centros generadores de tecnología, esta compañía no apuesta por el teletrabajo y por usar sus propias herramientas, al contrario, tendrán su propia ciudad para mantener bajo la nave madre, los secretos tecnológicos que cambiarán al mundo.

Consulta el especial: Cómo elegir tu oficina