Marketing

Cómo ser una empresa 3.0

Preocuparse por el cliente, el entorno y por cada uno los colaboradores son parte del marketing 3.0. Conócelo y aplícalo en tu negocio
Cómo ser una empresa 3.0
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La mercadotecnia ha evolucionado a medida que las empresas y los consumidores lo hacen. Philip Kotler, el gurú contemporáneo del sector lo explicó del siguiente modo:  

En sus inicios, el marketing fijaba sus objetivos en el producto con una comunicación unidireccional, el 2.0, la renovación, tenía como eje al consumidor destacando la interacción con las empresas, logrando un gran avance. Sin embargo, el 3.0 va mucho más allá tomando en cuenta lo que piensa y requiere el consumidor para ofrecer productos basados en los valores.

De este modo, aseguraba: “a partir de ahora las propuestas que surjan deben cubrir varios aspectos del consumidor, incluyendo sus emociones”.

A su parecer, la gente ya no es vista sólo como consumidores, sino como “personas completas” con “espíritu humano”, que quieren que el mundo sea mejor. Desean que los productos y los servicios que eligen les llenen no sólo a nivel funcional y emocional, sino que también espiritual.

Las empresa han entendido el valor de este nuevo lineamiento, sin embargo los problemas aparecen cuando se trata de integrarlo al negocio. Resulta sencillo explicar el concepto, pero ¿cómo llevarlo a la práctica?

A continuación te entregamos algunas características que, según Kotler, deberían tener las empresas que utilizan el Marketing 3.0.

•    Se preocupan no sólo por sus accionistas, sino que están interesados en todo su entorno: clientes, proveedores y colaboradores.

•    Poseen una política de puertas abiertas, estando listos para escuchar propuestas, iniciativas y comentarios de quienes están involucrados.

•    Cuentan con un director que, además de no tener estratosféricas pagas, están enamorados de su empresa, y por lo tanto sus empleados también están enamorados de él.

•    Las compensaciones, prestaciones y la capacitación de sus empleados son mayores que las de la competencia.

•    Contratan personas apasionadas con su labor y sus clientes.

Para saber si cumples con ello, debes hacerte preguntas como ¿Qué tipo de valores maneja mi empresa? ¿Mis productos y servicios están tocando la mente y el corazón de tus clientes? ¿Cuento con alguna misión espiritual? Responde y ya verás.