Emprendedores

Cómo ganar tiempo

Uno de los mayores problemas de los emprendedores es la falta de tiempo. ¡Optimízalo y aprovéchalo al máximo!
Cómo ganar tiempo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta un emprendedor es el tiempo disponible.

En primero lugar, muchos no disponen del dinero suficiente como para contratar todo el personal necesario, por lo que deben extralimitar sus recursos y realizar varias labores a la vez. Otros, quizás por falta de experiencia y por pretender tener todo controlado, no se atreven a delegar.

Afortunadamente, existen algunas costumbres que te permitirán optimizar tu tiempo, para los negocios, como para disfrutar con tu familia. Te presentamos algunos:
                         
Técnicas de GTD
A veces nos vemos abrumados por tantas cosas que pierdes tiempo solamente pensando por dónde empezar. El GTD o Getting Things Done se basa en el principio de que una persona necesita borrar de su mente todas las tareas que tiene pendientes guardándolas en un lugar específico, como una libreta o como notas en tu celular o computadora. De este modo, se libera a la mente del trabajo de recordar todo lo que hay que hacer, y se puede concentrar en la efectiva realización de aquellas tareas.

Dormir poco
Se dice que grandes personajes como Leonardo Da Vinci, utilizaban la técnica “polifásica” para dormir. Se trataba de un sistema siestas de 20 a 50 minutos repartidas durante el día hasta completar las 4 ó 5 horas de sueño, aunque eso sería prácticamente imposible llevarlo a cabo en la actualidad debido a las obligaciones de horarios.

Sin embargo, está lo que se llama el sueño “bifásico”, sustentado en 2 tandas de siestas: una de 3 horas y otra de hora y media. El sueño tiene ciclos que duran hora y media, por lo tanto si se duerme en períodos de múltiplos de 90 minutos, se logra un buen descanso. La idea es dormir 3 o 4 horas en la noche, antes de empezar tu día, y otra hora y media cuando llegas a casa.

Decir no
Es importante tener claras tus prioridades y saber qué te aporta, y qué no a tus objetivos. Como tenemos poco tiempo disponible, tampoco podemos hacer todas las tareas que se nos piden o tenemos agendadas. A nadie le hará mal cancelar una cita, aunque trata de nunca hacerlo con las más importantes.

Delegar
La delegación viene de la mano con la confianza que tiene en tu equipo. Si no eres capaz de confiar una tarea importante a tu personal entonces ¿para qué los contrataste? El ideal es que ellos te ayuden en las labores y no todo tenga que pasar por ti.