Emprendedores

Crea tu empresa sin dejar tu empleo

¿Necesitas conservar tu trabajo actual para financiar tu nuevo negocio? Te damos 9 consejos para ser exitoso en ambas facetas.
Crea tu empresa sin dejar tu empleo
Crédito: Depositphotos.com

El sueño de todo emprendedor es tener su propio negocio. Sin embargo, muchas veces esto se ve impedido porque no contamos con el capital suficiente para poner nuestro proyecto en marcha. Para ello, muchas veces recurrimos a un empleo estable que nos dé el capital suficiente para comenzar con nuestro negocio.

Como no es fácil compatibilizar ambas labores: crear tu empresa y mantener tu actual puesto de trabajo, te entregamos los siguientes consejos para que realices ambas actividades con éxito. Toma nota:

1. Dedica tiempo a planificar. Debes hacer un plan de negocios muy completo, debido a que ésta es la base del éxito de tu nueva empresa. Para ello, tienes que realizar un presupuesto, un estudio de mercado, proyecciones financieras y una estrategia de ventas, entre otros aspectos.

2. Especialízate en tu área de negocios. Inscríbete en seminarios, asiste a cursos de capacitación en aquella área de negocios que deseas estudiar. Por ejemplo, puedes dedicarte a este tipo de actividades después de tu hora de trabajo o pedirle permiso a tu jefe, pero proponiéndole reponer el tiempo en el que te ausentas.

3. Ahorra lo más que puedas. El obstáculo más grande para iniciar tu negocio puede ser la falta de dinero. Para eso, tu empleo puede ser la mejor herramienta para reunir ese capital inicial. Aunque parte de tus ganancias las inviertas en tu negocio, debes conservar y ahorrar otra por si surge cualquier imprevisto.

4. Sé un experto en servicio al cliente. Para ello, el mejor lugar para practicar esto es la empresa en la que trabajas. Siempre debes pensar en cuáles son tus fortalezas y debilidades en ese sentido, para mejorarlas posteriormente.

5. Sé el mejor en tu actual empleo. Si quieres ser el mejor empresario a futuro, debes partir por ser el mejor dentro de lo que te desempeñas actualmente; en otras palabras, ser una persona integral. Esta capacidad te permitirá ser exitoso en todo lo que te propongas.

6. Fija plazos. Debes tener claro cuándo te gustaría abrir las puertas de tu negocio, pero eso debe suceder en el momento en que estés bien preparado para hacerlo. Tener una fecha fijada te permite visualizar una meta clara, como también medir y programar tus acciones específicas dentro de este proyecto.

7. Sé responsable con las deudas. El exceso de éstas puede afectar el crecimiento de tu empresa. Recuerda que para lograr el punto de equilibrio debes mantener tus deudas controladas.

8. Confecciona una base de contactos sólida. Esto te ayuda a conseguir buenos productos a bajos precios y en condiciones más convenientes.

9. Busca socios estratégicos y conforma alianzas. Esto te permite no estar 100% presente en tu negocio y continuar con tu actual empleo sin renunciar. Obviamente tú tomarás el control de la administración y la toma de decisiones. En la medida que crezca tu negocio podrás incorporarte plenamente a él. Tus socios deben ser personas de tu plena confianza, como familiares o amigos, a los que deberás pagarle un sueldo o una comisión por ventas.