Finanzas

5 razones por las que no consigues financiación

Te presentamos los principales motivos por los cuales bancos, financieras e inversionistas no apoyan algunas ideas de negocio.
5 razones por las que no consigues financiación
Crédito: Depositphotos.com

Según datos de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en la actualidad existen cerca de 800 mil pequeñas y medianas empresas de México (45%) con problemas económicos. Lo que evidencia una grave falta de financiamiento y otros apoyos, tanto por parte del gobierno como de la Iniciativa Privada.

¿Es culpa sólo de las financiadoras? Al parecer no. A juicio de las compañías que apoyan las nuevas ideas, en el país hay un problema de factibilidad y promoción en los proyectos que se presentan. Muchos de éstos no responden a los cánones de lo que se podría considerar “financiable”.

Al respecto, Jose María Cobián, socio de Okuri Ventures, relata en el blog Estrategiasdeinversion que su experiencia le ha permitido observar cinco razones fundamentales por las que un proyecto no recibe financiación en sus etapas iniciales. Conócelas y evita caer en ellas si quieres conseguir apoyo para tu empresa:

El proyecto no es tan bueno
Muchos emprendedores cometen el error de casarse con sus ideas, lo que es muy bueno, pero sólo cuando los proyectos son realmente factibles e innovadores. “Es decir, las métricas y circunstancias alrededor del proyecto no lo hacen atractivo para el inversor”. Entonces, por más que postulen sus iniciativas a concursos o se lo presenten a distintos inversionistas, las posibilidades de conseguir apoyo no crecerán.

Por eso, es importante que elabores un buen plan de negocios donde definas el concepto, las características del sector y del público y hagas proyecciones financieras y de ventas realistas y bien analizadas.

El proyecto no tiene mercado
Las ideas exitosas abundan en el mercado, lo que a veces faltan son clientes. Nadie quiere productos que sirvan para una sola cosa o envoltorios de navidad durante todo el año, por ejemplo. En estos casos, “la oferta va demasiado por delante de la demanda”, indican en el sitio.

Por eso, antes de lanzar tu proyecto asegúrate que existe un número suficiente de gente que estaría dispuesta a adquirirlo y usarlo, no una, sino que muchas veces.

Adelantado a su tiempo
Las ideas innovadores sirven y pueden ser muy exitosas, pero no cuando son demasiado innovadoras y no van acorde a la época y al lugar en donde se llevan a cabo. Muy pocas instituciones financieras se arriesgan cuando se trata de productos que se encuentran fuera de tiempo, debido a su alto nivel de incertidumbre y de desconocimiento entre el público al que se dirigen.

Planteamiento incorrecto
Muchos emprendedores cuentan con buenas ideas y tienen mucha experiencia en ventas, pero no saben presentar sus proyectos para que se vean lo bastante llamativos como para recibir financiamiento. “Ya sea por la estrategia escogida, la gestión del tiempo y dinero invertido hasta la fecha o simplemente por cómo está siendo comunicado el proyecto”.

Es primordial que un futuro empresario sepa exponer su proyecto, que conozca cada parte de él y esté preparado para responder cualquier pregunta. Antes de presentarlo, estúdialo con cuidado y prepara una presentación atractiva y fácil de entender.

El equipo no es el adecuado
Debido a que vivimos en la era de la información, la clave del éxito en un proyecto tecnológico ya no reside tanto en la idea, sino en su capacidad de ejecutarla y cumplir con los pedidos de los clientes. Los equipos deben demostrar que cuentan con los recursos humanos y materiales para cumplir con la demanda, sin importar cuál sea.