Emprendedores

Cambia tu mentalidad de empleado a emprendedor

Si quieres convertirte en empresario, conoce cuáles son las actitudes que debes dejar atrás para tener éxito.
Cambia tu mentalidad de empleado a emprendedor
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Una gran parte de los negocios que fracasan lo hacen porque el emprendedor no está lo suficientemente capacitado para convertirse en jefe. A pesar de contar con el conocimiento necesario, una buena idea e incluso con el apoyo financiero no se logra estabilizar la empresa pues su líder no modifica su actitud… y sigue pensando como un empleado.   

¿Qué puedes hacer para deshacerte de esta mentalidad y convertirte, de una vez por todas, en un verdadero emprendedor, tanto interna como externamente? Te decimos cuáles son las actitudes que debes desarrollar para lograrlo. Toma nota:

Deja de pensar que la empresa te debe algo
Los empleados siempre creen que la empresa está en deuda con ellos por la cantidad de años que llevan trabajando o el tiempo que han invertido en ella. Sin embargo, la realidad es que rara vez se toman en cuenta estos hechos, y las decisiones de despido o aumento de sueldo suelen tener que ver más con méritos tangibles que con antigüedad.

Mejor piensa: qué puedes hacer tú por la empresa que ayude a su crecimiento, y que, por lo tanto, te haga merecer algún tipo de reconocimiento especial.

Sé creativo
Si vas a trabajar por tu cuenta, mientras más creativo seas más ingresos y oportunidades obtendrás. Por el contrario, la mayoría de las veces los empleados se basan sólo en obedecer y seguir instrucciones o reglamentos de la empresa.

Sin duda, deberás esforzarte para encontrar aquella creatividad que todos tenemos. De todos modos, estando al frente de una empresa no necesitas exigir tus capacidades más de la cuenta, pues puedes rodearte de gente con buenas ideas o que tiendan a pensar distinto para añadir información a tus estrategias.

Aléjate de las comodidades
Existe una relación inversa entre el nivel de comodidad de una persona y su capacidad creativa; las buenas ideas se dan en la incomodidad, cuando te ves limitado y en la carencia de cosas. Por ello, los retos y las situaciones difíciles son ideales para fomentar la creatividad para solucionar problemas.

Los empleados, en cambio, buscan todo lo contrario: quieren crecer en la escala de la comodidad, lo cual no será para nada posible siendo empresario.

Olvida conceptos como indemnización y jubilación
Muchos empleados optan por no iniciar su propio proyecto de emprendimiento por temor a perder su indemnización por antigüedad o los aportes que hacen mensualmente para su jubilación.

Si quieres convertirte en un verdadero empresario, debes optar por perder algunos beneficios, para obtener, a la larga, uno mayor.

Aventúrate
La clave más importante para abandonar la mentalidad de empleado es aventurarse, arriesgarse a lo desconocido en la búsqueda de nuevas oportunidades que pueden llevarte al éxito.

Los ganadores terminan siendo siempre los que corren riesgos y manteniendo tu estabilidad económica como empleado no te llevará por ese camino.