Plan de Negocios

Los 5 puntos más fuertes de una Pyme

Conoce las ventajas competitivas en las que debe enfocarse una pequeña empresa si quiere posicionarse en el mercado.
Los 5 puntos más fuertes de una Pyme
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La ventajas competitivas, es decir, aquellos puntos fuertes que destacan de las demás, es la principal arma que posee una pequeña empresa frente a la competitividad de las grandes cadenas.

La base de la estrategia competitiva consiste, pues, en desarrollar una serie de puntos diferenciales entre una empresa y sus competidores. Puntos que han de ser evaluados por los consumidores y que serán el hilo conductor de todo el negocio.

Te presentamos cuáles son los cinco puntos en los que debe enfocarse una empresa si realmente quiere competir contra las grandes cadenas:

Especialización
Es un hecho demostrado que el pequeño comercio especializado se defiende mejor de las grandes cadenas. Por ello, los negocios locales encuentran la conveniencia de transformar sus tiendas en establecimientos enfocados en un tema o una industria muy específica, para hacer frente a la competencia.

Localización
La ubicación del establecimiento es otro elemento que puede proporcionar una gran ventaja competitiva. Por ejemplo, un buen emplazamiento proporciona la posibilidad de accesibilidad a un mayor número de futuros clientes, además de tener posibilidades a una mayor seguridad sin tener que invertir de más por ella, como sucede en el caso de los centros comerciales.

Diferenciarte del resto
Dos estrategias muy comunes para diferenciarte son la calidad del producto y el excelente servicio al cliente. Si logras dominar estos dos elementos, terminarás destacan del resto de tus pares.

Profesionales
Al profesionalizar una empresa, se optimiza la coordinación de las diferentes áreas del negocio mediante personas con las competencias adecuadas para los distintos requerimientos que se presenten. Así, el empresario se concentra en los aspectos del negocio que son de su total dominio.

Sociedades
Apoyarte de otras empresas para aumentar su potencial o beneficiarse de servicios, la una de la otra, también es clave. Dos cabezas piensan mejor que una, y eso también ocurre en el mundo empresarial.