Columnas

¿El email está muerto?

Frente a las nuevas herramientas para comunicarse, un análisis de lo que significa hoy el correo electrónico.
  • ---Shares

Una oficina es un lugar donde una empresa provee cierta infraestructura y servicios para que la gente trabaje. Computadoras, impresora, máquina de café, sanitarios, (mesas de billar y toboganes de agua si trabajas en Google), escritorios, sillas y un largo etcétera de cosas para dar las herramientas y volver productivos a los empleados. Entre otras, acceso a email.

Aunque los mejores momentos no necesariamente son en la oficina (como puedes ver en esta charla en inglés de TED), ¿por qué es necesario estar en una oficina? Porque ahí nos podemos comunicar más fácilmente. En persona. Eso es lo que mantiene el modelo de la oficina vivo. Pero sabemos que no necesitamos estar en la oficina para trabajar, ya que hoy en día casi todo se hace por medio de medios electrónicos, como el email.

Pero, ¿es necesario tener email?

El email comenzó como un medio de enviar memorandums a distancia y sin esfuerzo. Hoy en día es una especie de forma de contacto/lista de tareas para todos. Pero ambas funciones están siendo reemplazadas por otros métodos más eficientes.

Incluso, un CEO ha prohibido por completo el email de su organización. ¿Será un loco o un visionario?

Para mantenerse en contacto, hoy en día puedes encontrar a cualquier persona en Facebook, Linkedin o Twitter (o Google+). Las cuentas de correo cambian, los nombres y la identidad no. Por eso esto es más fácil a través de estas redes.

¿Qué hay del chat? Es un recurso poco utilizado en las organizaciones porque se tiene la noción de que es una pérdida de tiempo. Pero al final del día, ¿qué es más eficiente? ¿Enviar un correo para preguntar cuándo es la junta y esperar a que la persona responda? ¿O hacerlo en el chat?

En cuanto a la lista de tareas. Si no has probado Evernote, Rememberthemilk, Google Tasks, BaseCamp, Toodledo, deberías de hacerlo. Yo nunca me he podido ajustar a un servicio, pero mucha gente utiliza uno o varios de ellos para llevar sus tareas. Incluso en la misma empresa puedes usar algo como Rypple, Todoist o Hootsuite para asignar tareas.

¿Qué es lo que aún recibo por correo? Ofertas, promociones, boletos de avión (a veces) y SPAM, pero además…recordatorios de contraseñas. Esto último es lo que al parecer mantendrá vivo al correo. Será una especie de bastión de seguridad para tus cuentas en internet.

Entonces, ¿seguirá existiendo el email? Al parecer, no se ha encontrado una solución universal que todo el mundo utilice y que no esté basada en una red específica de una u otra organización. Pero vale la pena explorar opciones.