Plan de Negocios

Abre un hospital veterinario 1

Abre un hospital veterinario 1
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Modelo. Atención a pequeñas especies de animales de compañía, con servicios de cirugía, hospitaliza-ción y pensión, así como de estética, boutique y urgencias las 24 horas.
Público objetivo. Personas de 20 a 50 años, preferentemente de nivel medio a alto, quienes se preo-cupan por la salud y bienestar de sus mascotas.
Infraestructura. Inmueble de 200m2 como mínimo en fraccionamiento residencial, sobre avenida prin-cipal o cercano a centros comerciales.
Equipamiento. Ultrasonido, rayos X, laboratorio de análisis, profilaxis dental, quirófano, electrocardiógrafo, monitor, equipo de estética, mesas y jaulas.
Personal. Recepcionista, empleado de limpieza, dos enfermeros-auxiliares, tres peluqueros, dos médicos veterinarios y un administrador.
Inversión inicial: $2,013,400
Margen de utilidad: del 17 al 33 por ciento.

En México cada vez más personas deciden vivir solas o no tener hijos y, en cambio, prefieren compartir su tiempo y espacio con una mascota. Tampoco hay que olvidar a las familias que poseen un animal de compañía y que requieren de servicios especializados para atender sus necesidades. Se estima que en nuestro país existen alrededor de 28 millones de mascotas, según la distribución de un estudio realizado por la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Pequeñas Especies, A.C. (Ammvepe), cuyo presidente es Carlos Esquivel.

El estudio, que encuestó a 25,500 hogares, reveló que más de la mitad tiene una mascota (45% son perros y 20% gatos) y que, de éstos, el 78% la considera un miembro más de la familia. Esto significa que la participación del médico veterinario va más allá de sólo el cuidado de la salud. De esta manera, abarca todo su entorno: desde la alimentación y el bienestar hasta el entrenamiento, esparcimiento e incluso, los accesorios.

Y al parecer, la oferta nacional de centros especializados sigue siendo escasa. De acuerdo con estimaciones de Seguros GMX – Medipet –compañía que ofrece seguros médicos para mascotas–, sólo 10% de la población está siendo atendida. En la Ciudad de México, se calcula que hay unas 3,000 veterinarias para una población de más de 8.5 millones de habitantes, lo que muestra un sector aún no saturado. “Significa que cada clínica podría atender más de 1,500 pacientes y eso constituye una buena oportunidad de negocios porque ellos necesitan el servicio”, señala Esquivel. Para darte una idea, las veterinarias tradicionales llegan a facturar entre $100,000 y $300,000 al mes, y aquellas que proporcionan los servicios de forma integral alcanzan los $500,000.

Si bien es cierto que en las grandes ciudades hay sobrepoblación callejera (en parte por la irresponsabilidad de las personas y por las compras por impulso), también existen los dueños que le dan a sus mascotas el tiempo y los cuidados regulares que requieren, independientemente de su capacidad económica.

Aunque las distintas investigaciones también señalan que el gasto que hacen va en función al vínculo emocional que guardan con estos animales, el mayor potencial de mercado está en la clases media a alta, siendo en esta última donde la cantidad de mascotas por familia aumenta.

Este segmento, compuesto por personas de entre 20 y 50 años y encabezado por las mujeres, se caracteriza por su elevada consciencia. Son propietarios responsables que no escatiman cuando se trata del cuidado de su animal y demandan servicios frecuentes que van desde su higiene y estética (con un costo aproximado de $250 a $300), hasta la aplicación de terapias alternas como acupuntura, Reiki y flores de Bach, para mejorar su bienestar. Al mes destinan entre $250 y $600 en promedio para su alimento y suelen utilizar las pensiones cuando salen de viaje.

En cuanto a la oferta de las veterinarias, una consulta puede oscilar entre $300 y $400, mientras que las esterilizaciones, profilaxis dental, radiografías y electrocardiogramas cuestan de $2,000 a $3,000. Y dependiendo de la gravedad de la lesión, enfermedad y/o tratamiento, la atención clínica puede ir desde $5,000 hasta $10,000, en promedio, cuando se trata de cirugías mayores. 

Oferta especializada

Aunque no existe una clasificación oficial, estos negocios se pueden definir por su tamaño según los servicios que ofrecen, mismos que están determinados por la infraestructura y equipo biomédico con que cuentan. Por ejemplo, poder realizar análisis de sangre o ultrasonidos permite dar un diagnóstico en cuestión de horas, que es lo que buscan los dueños, comenta Beatriz Rosado, directora de Condesa Pet Center, quien para arrancar su negocio en el Distrito Federal se asoció con un par de capitalistas.

Para brindar una atención integral, la recomendación es abrir un hospital con servicios especializados como odontología, dermatología, oftalmología, cardiología, ortopedia y oncología para pequeñas especies, por mencionar los más comunes. Y que atienda urgencias las 24 horas. La oferta se completa con una estética o con una boutique de accesorios y ropa para mascotas, que son las áreas que soportan los gastos fijos. Dado que la mayoría de las veterinarias son consultorios de 60m2, podrías obtener ingresos adicionales si les prestas tus servicios.

Así, la clave es el perfil interdisciplinario. Tradicionalmente, los pacientes son referidos a un hospital o bien, los especialistas visitan el consultorio para atenderlos. El porcentaje de lealtad cambia debido a que la imagen y calidad de un hospital genera mayor confianza, señala la Ammvepe. Otro factor de éxito consiste en invertir en tecnología de punta que te permita ofrecer un servicio único y se vuelva tu ventaja competitiva, como lo hace Jesús Villalobos en su Hospital del Valle, pionero de la endoscopía en salud animal desde hace 17 años.

En el caso de Condesa Pet Center, importó una tina de hidroterapia –única en el país– con la que ofrece sesiones de rehabilitación post operatorias, para tratar lesiones o para atender a pacientes geriátricos, que pueden ser acompañadas de ejercicios de Pilates. Al detectar esta necesidad médica, Beatriz Rosado logró posicionarse inmediatamente entre sus clientes.

Otra buena idea son las caminadoras para disminuir los problemas de obesidad en mascotas. También puedes invertir en equipo de cremación para prestar servicios funerarios o adquirir equipo de vanguardia como las jaulas de terapia intensiva o los rayos X digitales, como aconseja Francisco Contreras, director de MAICO, principal proveedor de la industria veterinaria. Esta firma trabaja de la mano con empresas de leasing y otras financieras que ofrecen créditos de hasta US$120,000 y plazos fijos de 60 meses.