Finanzas

Enfrenta las deudas de tu empresa

Te decimos cómo solucionar tus deudas y aprender a controlar las finanzas de tu negocio.
Enfrenta las deudas de tu empresa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Pensabas que todo marchaba bien en tu empresa; los clientes llegaban y las tareas se cumplían dentro de los plazos solicitados. Sin embargo, sucedió algo inesperado: un par de clientes fallaron en su pago, lo que desestabilizó las ajustadas finanzas de un proyecto que recién comienza.

Las llamadas de tus acreedores comenzaron a hacerse cada vez más frecuentes, por la incapacidad de cancelar todas tus deudas y poco a poco, tu economía se desestabiliza. ¿Qué hacer en este caso?

Enfréntalo

Según los expertos en la materia, lo mejor que puedes hacer en estos casos, es enfrentar la situación y llamar a tus acreedores exponiéndoles tu situación. Ellos, sin lugar a dudas, estarán dispuestos a refinanciar tu deuda o quizás te ofrezcan cambiar la tasa de interés y permitirte así no incurrir en más sobre costos.

Pero ten mucho cuidado al hacerlo. Muchos empresarios se dejan llevar por su estrés y terminan empeorando la situación y creciendo su deuda. Por el contrario, lo que debes hacer es:

- No te muestres enojado, sino dispuesto a colaborar. Al fin y al cabo, ellos lo que esperan es cobrar.

- Lleva una lista con el total de tus deudas. Jerarquízalas y búscalas resolver de mayor a menor importancia. También, haz un análisis de aquellos acreedores más difíciles de negociar y acércate primero con ellos.

- Ten contigo todos tus registros financieros. Te ayudará a tener mayor control de tus finanzas y a entender en cuánto tiempo y de qué manera podrás solucionar tus deudas.

- Escucha, probablemente el cobrador te dé algunas útiles ideas. Quizá puedas encontrar nuevas formas de financiamiento o estrategias para reducir tus costos.

- Si has tenido algún problema con uno de tus cobradores, consulta la posibilidad de hablar con otra persona.

Otra opción es buscar una “asesoría crediticia”. Las empresas consultoras pueden ayudarte a tomar el control de las deudas y formar una estructura financiera más sólida. De este modo:

- Verificarán tu deuda total y tus ingresos.

- Te ayudarán a preparar un presupuesto personal razonable.

- Negociarán con tus acreedores para reducir los pagos de tus facturas.

- Te asesorarán para la planificación de gastos futuros.

- La quiebra es la última alternativa que te deben plantear, ésta te otorga la posibilidad de terminar con las deudas bajo tutela judicial.

- Por último, recuerda que los acreedores no deben hostigarte.