Plan de Negocios

5 tips antes de usar e-commerce

Si estás decidido a apostar por el comercio electrónico en tu empresa, sigue estos consejos para implantarlo con éxito.
5 tips antes de usar e-commerce
Crédito: Depositphotos.com

En los últimos años, la penetración de Internet en casi todos los ámbitos ha sido altísima. Cada vez más clientes están dispuestos a realizar compras por medio del comercio electrónico o e-commerce desde la comodidad de su hogar u oficina.

Si piensas que sólo adquiriendo tecnología podrás implementar esta modalidad de comercio, estás en un error. Se necesita personal capacitado, análisis de mercado, estrategias definidas, acciones de marketing y una planificación seria para tener éxito. Por eso, antes de apostar por ella en tu negocio, te damos algunos consejos básicos sobre e-commerce que te ayudarán a lanzarte en esta aventura con menos riesgos.

Tener un Sitio web no es suficiente
Aunque puede sonar paradójico, tener un atractivo y eficiente sitio web no es suficiente para realizar e-commerce. Ante todo debes tener productos o servicios de calidad, una estrategia de marketing efectiva y fidelizar a los clientes progresivamente. Si contemplas estos puntos, podrás complementar tu nueva iniciativa de comercio electrónico de forma exitosa.

Sin embargo, sí debes tener en cuenta que tu sitio es tu plataforma de ventas, por lo que además de ser atractivo y funcional, debe tener el espacio y la capacidad suficiente para soportar este sistema y entregar la mejor experiencia de compra posible al usuario. Considera un buen hosting para “almacenar” tu sitio y un dominio amigable y fácil de encontrar y direccionar.

Actualízate
Cuando creas que ya eres un experto y que sabes todo lo necesario, es momento de seguir leyendo e investigando. Una de las cualidades de la tecnología y nuevas tendencias es la rapidez de la obsolescencia, los cambios y reinvención de modelos; lo que hoy está “in”, mañana no lo estará. Todos los días se crean nuevas aplicaciones, modos de pago (aunque actualmente el más utilizado son las tarjetas de crédito, las transferencias en línea y depósitos bancarios están creciendo) y gadgets tecnológicos que hacen este proceso más fácil y mejor.

Por lo mismo, debes estar siempre al día de los principales indicadores para tu negocio. Te recomendamos leer revistas o sitios especializados y estar al pendiente de los tweets y de los posts de gente conocedora del tiempo. Recuerda que la clave del éxito del emprendedor en Internet está en ser dinámico e  innovar continuamente para no quedarse rezagados. Si lo necesitas, apóyate en la asesoría de un experto.

Manejo de expectativas
Es lógico esperar ganancias a corto plazo, pero es bastante irreal. Debes manejar todos los datos y a partir de ahí crear expectativas claras, precisas y realistas. Realiza un plan sostenible y progresivo que te ayude a cumplir metas y que no te limiten o desestabilicen las finanzas de tu empresa.

El comercio electrónico en México aún se encuentra en sus primeras etapas. De hecho, las cifras muestran que la mayoría de los usuarios en el país que compra en línea, lo hace a través de sitios extranjeros como Amazon. Sin embargo, esta tendencia crece cada día y las expectativas a futuro son muy alentadoras (cada año aumenta el número de personas que apuestan por el e-commerce) por lo que te conviene adelantarte al mercado y empezar desde hoy mismo a dominar esta estrategia.

Personal experto
Contrata personal o asesores, que sean expertos en negocios digitales.  Ellos propiciarán directrices claras y una visión particular y acabada de lo que necesitas para implementar el e-commerce en tu empresa. A su vez, desarrolla una visión estratégica dentro de tu organización donde todos los colaboradores estén inmersos con esta nueva iniciativa, lo que también te ayudará a crear equipos comprometidos y más eficientes que, en el corto plazo, dominen a la perfección el sistema.

Los clientes
El avance tecnológico no conoce barreras y los clientes se mantienen al tanto de él. No creas que tu público objetivo no utilizará e-commerce. Los consumidores se mantienen actualizados  y, además, adoptan las tendencias con una facilidad asombrosa.  Por lo tanto, no te niegues a las nuevas formas de comercio a priori, analiza, estudia el mercado y toma las mejores decisiones para tu empresa.

Sin embargo, como en cualquier negocio, en uno de e-commerce lo más importante es el servicio al cliente. Al no haber contacto “cara a cara”, este aspecto se puede dificultar, pero existen muchas estrategias para cuidarlos y mejorarlo. Por ejemplo, ofrece diversas modalidades de pagos, entregas a domicilio efectivas (dentro y fuera de la ciudad, con ciertos plazos que sí cumplas), servicios de seguridad y protección de información al hacer transacciones, así como un teléfono o mail de contacto en caso de dudas, reclamos o sugerencias.