Columnas

La creatividad como máxima divisa

La oportunidad de convertir las tendencias y los negocios creativos en proyectos rentables para la economía mexicana.
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En México contamos con una gran cantidad de artistas multidisciplinarios, tanto a nivel técnico e industrial como de las llamadas bellas artes, que forman parte de nuestra cultura, tanto a nivel social y político como económico. Lo interesante, es que poco o nada se ha hablado de su relación con los negocios y su impacto en la economía nacional como en otros países.

El Departamento de Cultura, Comunicación y Deporte del Gobierno de Reino Unido, en el año de 1999 creó un listado de lo que ellos consideran su “industria creativa”:
I. Marketing, Publicidad y Promoción Comercial.
II. Creación y Comercialización de Arte Plástico y Conceptual.
III. Mecenazgo, Conservación  y Restauración del Patrimonio Cultural.
IV. Artesanía, Tradiciones e Identidad Cultural.
V. Arquitectura.
VI. Música.
VII. Cinematografía y Artes Escénicas.
VIII. Desarrollo y Comercialización de Software, Animación y Videojuegos.
IX. Producción de Juguetes.
X. Diseño.
XI. Sistema de la Moda.
XII. Producción y Edición de Literatura y Medios de Comunicación.
XIII. Prácticas y Servicios de Investigación y Desarrollo Industrial.

A partir de esto, Reino Unido designó su propia división encargada de investigar y promover el desarrollo de la industria creativa en su país, así como de proponer políticas públicas que colocaran el tema en la agenda internacional.
Estos trece rubros –calificados como sub-sectores industriales– integran a la industria creativa como una de las más destacadas e importantes de nuestros
modelos económicos vigentes, en un siglo como éste, llamado por algunos “el siglo del conocimiento”. Pero, ¿es esto posible en México?

Aun cuando la industria creativa es desconocida para muchos, el término ha logrado grandes conquistas a sólo trece años de salir a la luz como una nueva corriente de pensamiento social y económico, historia muy similar a la vivida por el término “entrepreneur” acuñado a finales del siglo XVIII por el publicista, economista y hombre de negocios francés, Jean-Baptiste Say. Él sostenía una idea que se convirtió en ley para efectos de teoría económica: la producción de un bien con fines de lucro crea y constituye en sí misma, la única y universal razón de la existencia de un mercado para el bien creado.

¿Ejemplos? Podemos hablar en primer momento de ideas como la moda o las artes decorativas, que entran en la economía creativa. Y es que de no existir una oferta dinámica de este tipo de bienes, ¿seguiríamos sintiendo la necesidad de comprarlos? sin filmes para la temporada vacacional, ¿nos sentiríamos llamados de ir a las salas de cine? Y un buen aliento a mentol y eucalipto, ¿alguien estaría interesado en comprar la pasta de dientes que ofrece máxima frescura?

El dinero parece menos honroso en materia de nuevos conceptos de mercado. Porque son las ideas y no la moneda, las que constituyen la máxima divisa del sistema capitalista que regula a la civilización actual.
Las compras que realizamos, los bienes a los que aspiramos y más aún, lo que nos resulta bello, útil o necesario, no sirve más que a una idea sobre nosotros mismos o sobre el mundo que nos rodea que alguien más, individuo o grupo social, nos ha promovido hasta aceptarla.

Y si no todas las divisas poseen el mismo valor y tipo de cambio, que las ideas sean la máxima divisa del capitalismo las vuelve en extremo susceptibles a los tiempos y al juicio de las personas, siempre dependientes de las características sociales, políticas y económicas del lugar y el momento en el que pretenden comercializarse.

No basta con ser creativo para que tus ideas prosperen; se necesita ser observador y singularmente oportuno para elegir el momento adecuado e introducir tu idea con éxito al mercado.
 A este “espíritu de los tiempos” a veces tan complejo de entender, se le conoce hoy en día como “tendencia”: abrir bien los ojos para entender adónde se dirigen los hábitos y necesidades de consumo de los que te rodean.

A lo largo de mi breve experiencia profesional como publirrelacionista especializado en tendencias de consumo e inteligencia comercial para firmas de prestigio, he tenido la oportunidad de participar en procesos de construcción de marca de múltiples compañías creativas, todas ellas con grandes ideas y mucho potencial de crecimiento; sin embargo, donde hay grandes creativos generando ideas, existe por lo común un gran desconocimiento de herramientas y prácticas empresariales que pueden volverlas valiosas.

Es así como la soberbia se alza como un enemigo constante de los mejores creativos. Quizá porque es duro reconocer que las ideas no cobran valor sólo por ser propias, sino por su capacidad de proponer nuevos valores y satisfacer necesidades que resulten atractivas para los demás y no sólo para uno mismo.

El objetivo de este blog es compartir desde mi trinchera no consejos, si es que alguien sabe lo que un consejo vale para quien no lo ha pedido, sino las simples observaciones profesionales de creativos exitosos, expertos en el ramo y un poco de mi personal opinión sobre lo que hace la diferencia entre una idea grandiosa y una idea valiosa en el México de principios del 2012. Me parece tener la certeza de que es el momento adecuado y oportuno para hacerlo. ¡Enhorabuena!

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

David provides constructive insight to help businesses focus on their company growth, build brand awareness and know when and how to raise money.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur