Emprendedores

Promueven emprendimiento social en universidades

Ashoka U llega a las aulas mexicanas para contagiar una nueva cultura empresarial entre los jóvenes.
Promueven emprendimiento social en universidades
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Ciudad de México.- Ayer se anunció el lanzamiento de la iniciativa Ashoka U en México a través de la figura del Changemaker Campus, un proyecto dirigido a las universidades para que impulsen a sus estudiantes a crear negocios sociales y generen beneficios regionales perdurables. Ashoka, red de emprendimiento social con presencia en más de 70 países, se extiende ahora hacia el plano académico. En palabras de Armando Laborde, director de Ashoka México y Centroamérica, “las universidades son centros de innovación donde debe aprenderse la visión del emprendimiento social”.

Con el apoyo de Santander Universidades, principal brazo de responsabilidad social del banco homónimo, las dos entidades asesoran a las escuelas que se interesan en este movimiento para que adapten sus métodos de enseñanza: “Ashoka U es una gran herramienta que ayuda a cerrar la brecha entre la academia y la realidad”, dijo Jorge de La Torre, director de Relaciones Institucionales de Santander Universidades.

Actualmente, el ITESM Campus Guadalajara es la primera en México que ya se encuentra funcionando como Changemaker, uniéndose a 14 más en EU, entre otras a la Universidad de San Diego y a la de Tulane, en Nueva Orleans. Cerca de 40 instituciones superiores nacionales están ya interesadas en asumir esta postura que ayuda a abatir necesidades imperantes. “Los valores están otra vez de moda. Los conocimientos vinculados a causas son motivantes. La demanda está ahí y los estudiantes quieren hacer cosas”, recalcó Maximilian Martin fundador de Impact Economy SA, consultora mundial de estrategia y finanzas sociales.

Por su parte, Marina Kim, directora global de Ashoka U, explicó a Entrepreneur que “se trata de que el estudiante entienda los problemas para volverse exitoso pensando en soluciones”. Para cada institución aspirante, el proceso de selección es largo: “la estrategia se vincula a todo el campus por lo que debe evaluarse a fondo el grado de cultura social y la calidad del emprendedor estudiantil”, puntualizó.