Franquicias

¿Qué hacer después de una feria de franquicias?

Te decimos cómo aprovechar toda la información que recabaste en la expo para elegir la mejor opción de franquicia.
¿Qué hacer después de una feria de franquicias?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tener éxito con un negocio mediante la compra de una franquicia no es una tarea fácil. Si bien es cierto que estas empresas garantizan prestigio y una marca probada, no siempre debemos confiarnos del todo, debido a que es necesario investigar y asesorarnos lo más posible.

Las ferias y expos de franquicias son excelentes oportunidades para conocer más acerca de este modelo de negocios. A través de este tipo de eventos, los interesados en comprar una franquicia pueden tener una mejor idea sobre el franquiciante, el tipo de negocio, el mercado y el contrato a firmar. Sin embargo, en una feria se pueden encontrar más de 500 opciones de franquicias y aunque no todas te interesen, probablemente obtuviste mucha información acerca de algunas de ellas. 

Te decimos qué debes hacer con los datos que obtuviste para utilizarlos con la finalidad de elegir la mejor marca para emprender:

Empieza a filtrar
Recaba toda la información que obtuviste: todos los folletos y tarjetas de contacto que te entregaron. Elige sólo aquellas marcas que realmente te llamaron la atención y que te ofrecieron un buen servicio y respondieron a todas tus preguntas con puntualidad, sin rodeos y amabilidad.

La primera eliminación de opciones la puedes hacer con las marcas que se exceden de tu presupuesto o que no están disponibles en tu territorio. Después, elimina aquellas que pertenezcan a un giro que no te interese o del cual desconozcas completamente, y finalmente deshazte de aquellas en las cuales no recibiste una buena atención o en las que el franquiciante no te dio la confianza necesaria para hacer negocios con él.

Evalúa las razones de la inversión
Al momento de querer comprar una franquicia pregúntate ¿qué voy a recibir a cambio? Este punto lo debiste de haber respondido en cada stand que visitaste de la feria. Ahora, haz un análisis FODA de las marcas que te interesan: qué te prometen, qué ofrecen, qué territorios tienen disponibles y cuánto cobran tanto de cuota inicial como de regalías. Apunta los aspectos positivos y los negativos que viste en cada marca.

Es importante que hagas una evaluación a fondo de tus capacidades económicas. Para esto, debes calcular la inversión inicial más el pago de regalías y publicidad y compararlos con el tiempo de inversión que ofrecen. Debes contar con el capital necesario para pagar estos gastos sin que ponga en riesgo tu patrimonio o el de tu familia, especialmente durante los primeros meses. 

Analiza tus gustos e intereses
Ahora que ya sabes qué opciones son viables y cuáles ofrecen un buen servicio y un negocio atractivo, pregúntate: ¿Me quiero dedicar realmente a esto? Esta pregunta es vital a la hora de tomar la decisión de comprar una franquicia, debido a que es a lo que le dedicarás la mayor parte de tu tiempo y esfuerzos. Asegúrate que el giro te sea atractivo. 

Investiga a la franquicia
Si ya cuentas con un número limitado de opciones, es momento de que investigues las empresas más a fondo. Solicita información a la empresa misma y pide opiniones a la competencia y a los demás franquiciatarios. En Internet puedes encontrar buenos datos acerca de la percepción de la marca; revisa los comentarios en blogs y en redes sociales, y documenta tanto los positivos como los negativos.

Además de esto, pide información adicional a la Asociación Mexicana de Franquicias para tener una visión más completa de la empresa. Visita los locales y revisa cómo se opera el negocio, cuáles son sus cualidades y defectos y pregúntate si tú mismo comprarías en tu empresa o no y por qué.

Cítate con los franquiciantes
Debes saber que la información que recabaste en la feria no es suficiente. Con las últimas opciones que te quedan, haz citas de negocios con quienes te ofrecen la franquicia. Aprovecha estas reuniones para conocer y entender completamente puntos relevantes como la asistencia técnica, solución de problemas, capacitación, abastecimiento, control de operaciones, seminarios, proveedores, entre otros.

Además, analiza tu empatía con el franquiciante; recuerda que en el momento en que adquieras la franquicia crearás una relación de largo plazo de la cual dependerá el éxito o fracaso de tu negocio.