Recursos Humanos

Haz tu Pyme más competitiva

Si quieres que tu negocio se mantenga en el mercado y compita frente a los grandes, sigue estos tips y llévalo al siguiente nivel.
Haz tu Pyme más competitiva
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En la actualidad, las pequeñas y medianas empresas deben aprender a ser competitivas, debido a que en el mercado actual es un requisito fundamental en todo sentido, sea económico, social, laboral o tecnológico para sobrevivir.

Para cumplir con los objetivos de las empresas y las expectativas de los clientes se necesitan  sistemas capaces, que inspiren confiabilidad y al mismo tiempo entreguen información de manera adecuada y oportuna. Para esto, te señalamos algunos puntos que debes considerar si quieres que tu negocio pueda hacerle frente a los cambios del mercado y competir con las grandes empresas:

La innovación
Mantener una constante actualización de ideas y propuestas para la empresa es fundamental, de esta forma puede adaptarse a los cambios eficiente y rápidamente. Las Pymes pueden llegar a crecer 20% si se innovan oportunamente. Sin embargo, en la actualidad, las empresas tienen la innovación pendiente.

No importa cuál sea el tamaño de tu organización puedes innovar en algunos puntos, sólo debes escuchar a tus clientes, analizar qué es lo que tu competencia no está haciendo y qué servicios o productos poco usuales puedes ofrecer.

Otra forma de incentivar la innovación es creando una cultura de colaboración donde todos tus empleados puedan expresar sus ideas, dejen de temer al cambio y se implanten nuevas modalidades de trabajo constantemente.

Camino a lo digital
Lo principal que debe tener una empresa, sea pequeña o grande, es estar presente en el mundo online para comenzar a interactuar con potenciales clientes. Se deben abarcar todas las posibilidades de para llegar a las personas de manera oportuna.

Apuesta por utilizar las redes sociales para interactuar con tus consumidores y ofrecer un canal de servicio al cliente eficiente y rápido. Además, acércate a la tecnología de bajo costo que te puede facilitar muchas tareas, por ejemplo, utilizar las soluciones del Office 365, las cuales incluyen desde videoconferencias hasta cloud computing, así como los software de CRM o de gestión de relación con los clientes. Estos sistemas son de bajo costo y pueden ayudarte a mejorar tus procesos, a integrar a tus empleados al mundo online y a crear estrategias más eficientes para encontrar y retener clientes.

El emprendimiento es lo mejor
Una actitud como ésta es la que se debe considerar siempre, porque si bien emprender no es fácil, no cuesta nada comenzar a pensar en positivo. Una buena actitud muchas veces lleva a buenos resultados, debido a que los emprendedores son quienes hacen que el tejido empresarial de un país tenga solidez y competitividad.

Sé siempre un emprendedor, aun después de emprender. Crea y desarrolla diariamente nuevas estrategias e ideas. Motiva a tu equipo a ser siempre emprendedores, a buscar nuevos proyectos, nuevos socios, nuevos objetivos, al igual que cuando iniciaste el negocio.

Internacionalización
El mercado exterior es lo que deben aprovechar las Pymes, porque si se dan a conocer aseguran un crecimiento a futuro, ante las expectativas locales. Para toda empresa este punto es fundamental por lo que debe ser un objetivo a largo plazo.

Existen iniciativas gubernamentales que apoyan la exportación de las Pymes y todo lo que esto conlleva. Recuerda que lo primordial es tener un buen producto y/o servicio, conocer el mercado al cual te vas a introducir, contar con una calidad o precio competitivo y adecuar, si es necesario, tu oferta a las características del país en el que te insertes.

Identificar el producto
La idea de este punto es que las propias Pymes sean capaces de identificar y analizar el producto, de esta manera, se convertirán en fuerte competencia de las otras pequeñas empresas. Una vez que es reconocido el producto, éste se debe utilizar en propio beneficio, pero debe existir una diferenciación entre la marca o el precio.

Actualmente, más allá del precio, los consumidores buscan un valor agregado en aquello que compra. Busca este valor que te diferencie de la competencia, éste puede estar en tu servicio, en la experiencia de compra, en tu empaque e incluso en tus estrategias de marketing u publicidad. No intentes ser el mejor, intenta ser único es la premisa actual.

El cliente es lo importante
El principal reto de las Pyme es enfocarse en el cliente, ya que éste es el eje fundamental, por su participación y pro actividad en cuanto el consumo. Es por esto que las empresas deben tomar en cuenta a los clientes tanto o más que la competencia, fidelizarlos y generar estrategias pensadas en ellos. Así, siempre se obtendrán buenos resultados.

Una buena forma de iniciar es utilizando un software de CRM, éste te permitirá saber quiénes son tus clientes más rentables, cuántas veces te compran y el nivel de lealtad hacia la marca. Cuando sientas que tu empresa necesita innovar en algo, escucha a tus clientes, haz estudios de mercado y focus groups, seguro obtendrás ideas que te ayudarán a satisfacerlos de una mejor manera y te permitirán ser más competitivos.

Comunicación constante
Cada empresa tiene sus propios objetivos, pero depende de ella estar actualizados para sus clientes. Es por esto que se recomienda tener un mensaje que emitir para situarlo en la mente de las personas, lo cual facilitará que clientes nos diferencien de la competencia. Es importante que también incluyas las redes sociales y el marketing digital, por contar con mayores índices de interacción y cercanía con el cliente.

Esta misma estrategia de comunicación a tus clientes la debes implementar en el interior de tu empresa, promoviendo la identidad corporativa entre tus empleados y colaboradores; y en el exterior, con tus proveedores y socios, mejorando también la logística de tu inventario.

Un equipo unido
Cuando se inicia una empresa, lo más complejo es encontrar a las personas adecuadas para el puesto de trabajo y construir un equipo que vaya en la misma dirección, sea al éxito o al fracaso. Un equipo unido es una gran ventaja que puede tener una empresa frente a otra, pues los trabajadores son, en definitiva, quienes hacen andar toda empresa. Por eso, en el momento de elegir a tus empleados nunca apuestes por la “mano de obra barata”, mejor invierte más en tu equipo, motívalos a trabajar por tu empresa y crea iniciativas que te ayuden a retener talento y a evitar la rotación de personal.