Oportunidades de negocio

Crea una línea verde

Ser ecoamigable te impulsará a mejorar posición en el mercado e, incluso, a bajar tus gastos de operación.
Crea una línea verde
Crédito: Depositphotos.com

Una actitud responsable hacia el medio ambiente es ya un factor de competitividad y lo será cada vez más en el futuro en la medida en que la consciencia ecológica de los consumidores crezca y ellos se inclinen con más frecuencia por productos verdes.

Un buen ejemplo de ello es Comercializadora Cantú, un fabricante de bolsas para basura que sustituyó su línea tradicional por una biodegradable. Asimismo, en colaboración con el área de sustentabilidad de Walmart, rediseñó por completo sus empaques.

Relacionado: Guía para venderle a grandes cadenas

La reingeniería incluyó una reducción de tamaño e involucró a su proveedor de empaques para que éste los hiciera de cartoncillo 100% reciclado y usando tintas que fueran lo más sustentable posible. El carácter ecológico tanto del empaque como del producto se destaca en el empaque mismo y representa un diferenciador frente al consumidor.

Así, esta empresa regiomontana surte a Walmart de bolsas para su línea de marca propia ecológica, conocida como Terra. Produce unos 15 millones de unidades mensualmente y exporta a Centro y Sudamérica.

Pero el creciente interés por los productos verdes no se limita al público. Las grandes cadenas comerciales “tienen una estrategia de tomar más en cuenta un producto que sea amigable con el medio ambiente”, dice Ramiro Cantú, director general de la firma fabricante de bolsas. De modo que una operación y productos sustentables son también factores para que un minorista se incline por cierto proveedor.

Además, la estrategia sustentable de Comercializadora Cantú no se limita sólo al empaque y producto: su plan de acciones incluyó el cambio de los techos en su planta, de manera que pudiera aprovecharse la luz de día, así como la colocación de paneles solares para iluminar las instalaciones durante la noche.

Si bien prevalece la idea de que los esfuerzos de sustentabilidad encarecen la operación, la verdad –asegura Cantú– es lo contrario. “Asimismo, estas iniciativas tienen una ventaja económica”, agrega. Por ejemplo, un empaque de tamaño óptimo permite cargar el doble o triple de producto en un camión, lo que genera un beneficio ambiental y un manejo más eficiente de los costos.