Finanzas

Declaración de impuestos para personas físicas

Si tus ingresos superan los $400 mil, eres arrendatario o microempresario debes hacer tu declaración antes del 30 de abril.
Declaración de impuestos para personas físicas
Crédito: Depositphotos.com

El tema de los impuestos suele ser un verdadero dolor de cabeza para todos los contribuyentes. Sin embargo, no tiene por qué serlo si llevas tus finanzas con orden y al día o si contrataste los servicios de un buen contador. Es más, este proceso puede resultar beneficioso para ti si sabes cómo manejar tus deducciones y recibes un saldo a favor.

Antes del 30 de abril, todas las personas físicas deben presentar ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) su declaración anual de impuestos sobre los ingresos obtenidos en 2011. Rubén Herrero, presidente de Impuestum, despacho de contadores, afirma que estas fechas son las ideales para cumplir con esta obligación, debido a que, a partir del 9 de abril, el SAT empieza a devolver los saldos positivos a los contribuyentes.

 

¿Quién debe declarar impuestos?

La declaración anual de impuestos es un reporte de todos los ingresos, gastos, retenciones y deducciones de una persona física durante un año fiscal (de enero a diciembre).  Todas las personas físicas que cuenten con un ingreso deben realizarlo. Sin embargo, aquellas que laboran en una empresa y perciben menos de $400 mil no deberán presentarlo, debido a que, por ley, es una obligación del patrón hacerlo.

Un asalariado debe presentar una declaración anual si:

- Obtiene ingresos mayores a $400 mil al año.
- Recibe intereses de más de $100 mil.
- Recibe ingresos por otras actividades, ya sea por un negocio propio, arrendamiento de un inmueble o prestación de servicios.
- Tiene dos o más patrones simultáneos o no y recibió ingresos de todos ellos.
- Dejó trabajo antes del 31 de diciembre del 2011, debido a que tu patrón no la realizará.

Además, cualquier persona puede realizar voluntariamente la declaración anual con el fin de obtener un saldo positivo. En el caso de que éste exceda los $13, 900 es necesario que utilices la firma electrónica (FIEL). Recuerda siempre otorgar al SAT tu clave bancaria para recibir la devolución de tus impuestos.

Recomendaciones

Rubén Herrero hace algunas recomendaciones antes de realizar la declaración de impuestos:

1) Pedir constancia de percepciones o retenciones al patrón. Además, debes poner el folio correspondiente a esta información.
2) Presenta tus comprobantes y recibos de gastos personales. Haz tus pagos con cheques o con tarjetas de crédito o débito y pide siempre las facturas, esto te permitirá hacer las deducciones de tus gastos. Éstas pueden hacerse de gastos médicos, seguros, colegiaturas, medicinas (únicamente compradas en el hospital), ópticos y disminuir intereses en las hipotecas.  
3) Lleva los documentos necesarios: Clave del Registro Federal de Contribuyentes (RFC), Clave Única de Registro de Población (CURP), Clave de Identificación Electrónica Confidencial (CIEC), que proporcionan en el SAT y, en caso de tener saldo a favor, la Clave Bancaria Estandarizada (CLABE).

Si eres un prestador de servicios, microempresario o arrendatario, debes presentar tus deducciones, libro de egresos e ingresos, declaraciones de pagos provisionales del Impuesto Sobre la Renta (ISR) ya presentadas, papeles de trabajo con los que se calcularon los pagos provisionales o mensuales del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto al Activo (para arrendadores de inmuebles en uso empresarial).

Las personas físicas podrán hacer su declaración anual a través de DeclaraSat, el cual lleva de la mano al contribuyente en el proceso y permite calcular el saldo a pagar, elaborar la declaración, imprimirla y enviarla incluso por e-mail. Puedes Este software lo puedes descargar gratis en: www.sat.gob.mx. Pero si trabajas por honorarios, empresario o arrendatario debes presentarla en las oficinas del SAT. 

Si estás en alguna situación especial (como tener más de un patrón o contar con demasiados intereses) es recomendable que contrates los servicios de un contador. De acuerdo al presidente de Impuestum, lo más importante en el momento de elegir uno es que éste se encuentre avalado por algún despacho mediano, que tenga un nombre reconocido en el mercado.

Relacionado: Cómo elegir un buen contador

¿Cuánto debo pagar?

Para saber el saldo que debes pagar puedes hacerlo a través de DeclaraSAT o con esta fórmula: a tus ingresos le restas las deducciones personales. A ese monto le aplicas la tarifa correspondiente del impuesto, de donde resulta una cifra a la que se le restan las retenciones efectuadas por terceros. Como resultado, obtendrás un saldo a favor o en contra.

Si debes pagar el Impuesto sobre la Renta (ISR) lo puedes hacer en ventanilla o por transferencia electrónica. En caso de tener un saldo a favor, debes indicar a qué cuenta depositar.

En el caso de que no cumplas con tus obligaciones fiscales, puedes ser acreedor a una multa de $900 a $9000 que, de no pagar, se procederá a embargos de bienes. Es importante que si dejaste de trabajar se lo indiques al SAT para evitar sanciones.