Franquicias

Guía rápida del contrato de franquicia

Este documento estipula los derechos y obligaciones de franquiciante y franquiciatario durante el tiempo que dure la relación.
Guía rápida del contrato de franquicia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El contrato de una franquicia es la pieza que reglamenta la relación jurídica entre franquiciante y franquiciatario, y que, a la vez, regula los derechos y obligaciones de ambas partes durante toda la vigencia de la relación, plasmando la voluntad de cada uno.

Este acuerdo permite que una persona (franquiciante) ceda a otra (franquiciatario) el derecho a la explotación de un determinado sistema para comercializar ciertos productos o servicios, a cambio de una prestación económica.

El documento deberá incluir las obligaciones que el sistema de franquicia impone al franquiciante y éste, cumplir con las exigencias de la normativa legal.

Un contrato de franquicia debe incluir necesariamente:

- La cesión de la marca al franquiciatario.
- La transmisión del “Saber Hacer” (conocido como “Know How”, que hace referencia a los conocimientos del franquiciante).
- La prestación de asistencia al franquiciatario durante toda la vigencia del contrato.

Derechos del franquiciatario

Al firmar un contrato de franquicia la persona tendrá derecho a:

- Utilizar la marca, imagen corporativa y el modelo de negocio de la red de franquicias durante el tiempo estimado en el contrato.
- Adquirir el conocimiento del franquiciante.
- Asistencia para la puesta en marcha del establecimiento. Este apoyo podrá ser mediante manuales operativos o de funcionamiento por parte del franquiciante.
- Distribución de suministros periódicamente dentro de un plazo establecido.
- Exclusividad territorial.

Obligaciones del franquiciatario

Así como existen derechos también hay obligaciones que debe cumplir el franquiciatario, éstas son:

- Asumir gastos de publicidad y regalías establecidos por la franquicia.
- Cumplir con los métodos y sistemas relativos al funcionamiento del negocio.
- Vender únicamente los productos y servicios que proporcione el franquiciante.
- Guardar confidencialidad respecto de informaciones que reciba de parte del franquiciante.
- Mantener el local de acuerdo a las normas e imagen de la marca.
- Utilizar métodos publicitarios establecidos por el franquiciante.

Tanto derechos como obligaciones deben cumplirse a cabalidad para mantener una relación laboral lo más sana posible, ya que ésta será por varios años, según lo estipule el contrato.