Emprendedores

Cómo triunfar al estilo Chaplin

En el 123 aniversario del nacimiento de Charles Chaplin, te damos 5 claves del humorista de cine mudo para tener éxito como emprendedor.
Cómo triunfar al estilo Chaplin
Crédito: Depositphotos.com

El 16 de abril de 1889 nació en Londres, Inglaterra, Charles Spencer Chaplin, uno de los personajes más entrañables de la historia de la cinematografía mundial e icono del cine mudo. Además de sus recordadas actuaciones como humorista, Chaplin fue productor, director y compositor musical.

¿Qué puedes aprender de él en tu carrera como emprendedor? Te damos cinco claves:

Construye una marca
Cualquier persona, a pesar de nunca haber visto una película suya, conoce la apariencia de Chaplin: sombrero de bombín, bigote toothbrush (o cepillo de dientes en inglés), bastón de caña y vestimenta de vagabundo. Este estilo, que utilizó para su famoso personaje Charlot, es uno de los  más recordados e imitados en la historia del cine. Además de la imagen física, éste se distinguía por su personalidad, al ser un hombre bondadoso y de buen corazón que intentaba actuar con buenos modales a pesar de no poseerlos. Desde 1914 Chaplin creó una marca de gran valor que se conserva actualmente (hace unos días, se subastó un sombrero y un bastón usados por él por 100 mil dólares).

Tu marca debe constituirse con los mismos elementos: una imagen hacia el interior y al exterior, una identidad corporativa (que incluye valores, misión y visión) y una serie de elementos que la diferencien del resto en el competido mercado. Recuerda que sólo una imagen única es capaz de prevalecer en el tiempo. 

Relacionado: Construye una marca exitosa

Aprende a comunicarte
Una de las características distintivas de la actuación de Chaplin es la exageración de gestos y otros métodos de comedia física que se basaban en la mezcla entre el mimo y el payaso de circo. Sin el uso de palabras ni sonidos ambientales, Chaplin sabía expresar con claridad sus sentimientos y las situaciones a las que se enfrentaban sus personajes.

La habilidad de comunicarse es básica para cualquier líder de una organización. No importan los obstáculos o las dificultades, debes aprender a desarrollar un sistema de comunicación efectivo en el que todo empleado o colaborador en tu empresa comprenda a la perfección el mensaje que quieres transmitir. Es primordial también que entiendas el papel del lenguaje no verbal, como las posturas y los gestos. Por eso debes evitar las actitudes que envíen señales contrarias como lo son cruzarte de brazos cuando hablas con un cliente o empleado, morderte las uñas, poner los ojos en blanco e, incluso, bostezar.   
 
Atrévete a emprender
En 1919, Chaplin funda la compañía productora United Artists de la mano de otros personajes reconocidos de la época como Mary Pickford y Douglas Fairbanks. Al abrir su propio estudio, el humorista logró lo que más deseaba: la independencia financiera y creativa. 

Creando su propia empresa, Chaplin tuvo total control de sus producciones, lo que permitió que hiciera más películas y de acuerdo únicamente a sus propios estatutos. A pesar del éxito que tenía como actor, él quería algo más. Probablemente a ti te pasa lo mismo, tienes un buen empleo pero buscas ser independiente económicamente y ser tu propio jefe. Atrévete a dar este paso sólo que, al igual que Chaplin, elige bien con quién asociarte y asegúrate de conocer a tu público y a la industria en la cual te insertarás.

Sé productivo
En el año en el que Chaplin estrenó a su personaje Charlot (conocido como Carlitos en Hispanoamérica) rodó 35 cortometrajes. Asimismo, desde mediados de la década de 1910 dirigió la mayoría de sus películas, después se estrenó como productor y como compositor de la música y de las canciones de sus producciones, algunas de las cuales fueron posteriormente interpretadas por artistas como Michael Jackson.

Chaplin fue un artista muy prolífico que incursionó en otras disciplinas además de la suya original. Esta actitud es un buen ejemplo para cualquier emprendedor pues enseña lo importante que es el trabajo constante, la expansión del negocio hacia otras áreas o territorios y el saber aprovechar las oportunidades, aunque sea en otros mercados. Esta ideología se resume en una de sus frases más célebres: "Trabajar es vivir y a mí me encanta vivir".  

Adáptate a los cambios
Cuando llegó el cine sonoro, Chaplin se encontró con una gran dificultad: Era el artista más famoso de su época pero la industria cinematográfica estaba cambiando. Por eso, el autor inició esta adaptación con la inclusión de música, compuesta por él, en sus películas. En "Tiempos Modernos" (1936) fue la primera vez que se escuchó su voz y la última aparición del vagabundo, pero fue hasta 1940 cuando crea la primera película completamente hablada: "El gran dictador", la cual fue muy polémica por presentar una sátira del nazismo en plena Segunda Guerra Mundial.

A pesar de que tu empresa domine la industria hoy o tenga gran éxito y solidez, nunca debes dormirte en tus laureles. El mercado y los consumidores cambian constantemente, por lo que siempre debes saber cómo enfrentarte y adaptarte a estos cambios para seguir satisfaciendo sus necesidades y mantenerte a la vanguardia. El cine mudo no duró por siempre, tampoco lo harán las tendencias más rentables de la actualidad. Eso es algo que todo emprendedor debe comprender.