Franquicias

Apuesta por una franquicia exprés

La innovación en los modelos de franquicia ha dado lugar a formatos más sencillos de operar, sin local y de baja inversión.
Apuesta por una franquicia exprés
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Es un hecho: debido al estilo de vida actual, sobre todo en las grandes ciudades, las personas disponen de menos tiempo para cubrir sus necesidades o darse un lujo. Incluso, cada día desplazarse resulta más complicado y puede significar varias horas de trayecto. Por eso, las empresas que ofrecen atención rápida y al alcance de los consumidores son altamente apreciadas; una tendencia que ha crecido en los últimos años.

Dentro de las franquicias, existe un formato que opera independiente de un espacio fijo, es decir, se fundamenta en unidades móviles o islas transportables que pueden cambiar de ubicación según sea necesario. De acuerdo con Héctor Alcázar, director comercial de Alcázar y Compañía, existen 66 marcas que operan bajo este modelo en el país.

Una de ellas es Photobooth México, un concepto que nació en Estados Unidos y Australia a partir de las antiguas cabinas fotográficas que imprimían fotos instantáneas. Anuar Yunis, creador de esta marca y pionero en el mercado mexicano, fabricó por completo las cabinas transportables y desarrolló la imagen. Cuando estuvieron listas, las probó en una boda a la que asistió como invitado y su éxito fue tal entre los asistentes, que consiguió varios contratos para más eventos esa noche.

Una vez establecido el negocio, comenzó la estrategia de marketing y la inscripción a sitios de eventos y bodas principalmente. Luego, Photobooth tomó un nuevo rumbo al convertirse también en un espacio para publicitar otras marcas, ofreciendo en renta las cabinas con el branding de la compañía interesada.

¿En qué reside el éxito de este tipo de modelos? Pueden transportarse, por lo que van hasta donde está el cliente y resuelven una necesidad inmediata. Si una ubicación no funciona es posible cambiarla. Su atención y servicio es eficiente y expedito. Requieren de un espacio pequeño (en el caso de Photobooth, de 3 x 2m) y, al mismo tiempo, son cómodos para los usuarios. Su operación es fácil y no utilizan gran tecnología (las cabinas fotográficas sólo requieren un enchufe para conectarse a la corriente eléctrica). Además, la mayoría de las veces representan una baja inversión.

Esta tendencia funciona también para “aquellos que quieren formalizar un negocio, cumplir con normas de calidad y limpieza, así como ofrecer productos de mayores estándares”, explica Alcázar. La clave está en detectar la necesidad, desarrollar el concepto oportunamente y, por supuesto, elegir un consultor que te asesore para hacerlo crecer. Todo esto bajo una cuidadosa planeación.

Igualmente, el director comercial de Alcázar y Compañía advierte que antes de incursionar en un formato exprés es imprescindible conocer más a fondo el mercado y sus características. En el caso de Anuar, luego de asesorarse con la consultora Feher & Feher, descubrió que con sólo seis cabinas era capaz de cubrir las necesidades del mercado capitalino. Sólo fue necesario expandirse a través de este modelo cuando clientes de otros estados buscaron sus servicios. “Aprendí que el momento de crecer y de franquiciar es cuando el público así lo demanda”, recuerda el emprendedor.

Y es que crecer más de la cuenta, sin estar preparado para afrontarlo o sin que el mercado lo demande puede ser un gran error. “Nunca hemos dejado de atender un evento e incluso, hemos cubierto algunos que la competencia ha cancelado”, finaliza el emprendedor.

Otros modelos

AUTO TAZA LE PRONTO
Lo que surgió como un proyecto de titulación, se convirtió en un novedoso concepto gracias a la visión de dos emprendedores: Rene Jourdan Loya y José Acevedo. Las cafeterías en forma de taza drive-thru (servicio desde el automóvil) proporcionan una opción viable para la ajetreada vida cotidiana.

“La aceptación ha sido excelente, ya que es de fácil acceso y ofrece una nueva experiencia compra”, afirma Rene. Rapidez, seguridad, calidad y comodidad es lo que ofrece esta fusión de cafetería y tienda de conveniencia, que se puede ubicar tanto en carreteras y gasolineras como en estacionamientos de plazas comerciales o avenidas. El negocio no sólo es innovador por su diseño, sino por su formato que fácilmente puede adaptarse a otros giros.
www.lepronto.com

Relacionado: Entrevista con LePronto en Semana Pyme 2011

REMEDIOS MÁGICOS
En ocasiones, las crisis representan una oportunidad para emprender un negocio. Tal es el caso de esta empresa que surgió en 2008 con el lema “reír es magia”. La firma ha crecido gracias a su novedoso concepto donde “los dulces son el placebo para despertar la picardía del mexicano”, explica su creadora, Guadalupe Gómez Sánchez.

Además de sus locales, el modelo se ha implementado en cafeterías, tiendas y boutiques bajo un esquema de “mini boticas” o pequeños escaparates. En 2011 abrió la primera franquicia en un kiosco dentro del Centro Comercial Lindavista, en el DF. “El modelo es noble, accesible y de rápida recuperación. No requiere grandes espacios, mobiliario o tecnología”, afirma Guadalupe.
www.remediosmagicos.com

PROTEC SKIN
Esta empresa comercializa películas protectoras para celulares, tablets, relojes y pantallas de cámaras digitales. ¿La novedad? Su variedad de formatos, desde un kiosco en un centro comercial hasta una minifranquicia que puede reducirse al tamaño de un portarretrato. En efecto, el soporte digital exhibe el producto a través de videos de pruebas de calidad y, debido a que es portátil, se puede colocar en cualquier lugar o negocio.

“El material de los productos surge a partir de una película que se utilizaba para proteger aviones. Por otro lado, es un modelo de negocio que requiere poco capital y donde se tiene acceso a las garantías de la franquicia y el soporte constante”, señala Joaquín Rangel, director general de la compañía.
www.protecskin.com