Tecnología

Convierte tu blog en un vendedor

Aprovecha esta herramienta para fortalecer el vínculo de tu marca con tus clientes y descubrir nuevas oportunidades.
Convierte tu blog en un vendedor
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En esta era de grandes redes de comunicación no es inusual escuchar que las compañías buscan nuevos modos de tener una presencia en las redes sociales o en los medios masivos. La buena noticia es que cada vez hay más herramientas,  que se renuevan todos los días para que las empresas puedan llevar su mensaje a nuevos mercados.

Otra realidad es que el contexto cambia de manera constante y, en paralelo, las organizaciones necesitan reinventarse para estar en la punta de la innovación. En la vida real es imposible encender el interruptor de la máquina del tiempo para echar a andar un negocio y proyectarlo hacia el futuro. En estos casos, lo mejor es atenernos a los instrumentos que ya existen y que pocos saben utilizar al máximo. Generar un canal apropiado y encausarlo comercialmente puede brindar un nuevo panorama de productividad a cualquier empresa.

Un ejemplo claro es el blog, un gran método para incrementar la presencia digital de todo negocio, ya sea pequeño, mediano o grande. De hecho, es una manera confiable de figurar en los principales motores de búsqueda como Google y Bing, entre otros instrumentos similares. Al mismo tiempo puede funcionar como publicidad y, en el peor de los casos, comprueba la eficiencia del departamento comercial de la empresa.

Aún cuando la pila de responsabilidades de las compañías sigue creciendo, es preciso entrar en la nueva era y abrir nuevos canales de difusión. Un blog puede desempeñar diversas funciones si actúa como un vínculo verdadero con los lectores y posibles consumidores; entonces, se transforma en una auténtica “máquina” que impulsa el crecimiento de cualquier marca.

Así que si eres de los que buscan formas novedosas de atraer nuevos clientes, los siguientes consejos te interesarán.

Construir los cimientos. Lo primero que se debe de tener en cuenta es que el blog puede ser el primer punto de encuentro de los lectores con la compañía. Por ello, debe de funcionar como una extensión de sus valores y principios, al tiempo que actúa como un espejo de la página Web corporativa. La recomendación es asemejarlo tanto como sea posible visualmente al sitio principal: el diseño y la fórmula de navegación deben corresponder. Asimismo, es preciso ligarlo al portal de la empresa, es decir, que funcione como un subdominio del primordial para que éste cuente al unísono con más visitantes y los dos se retroalimenten.

Conquistar al lector desde el inicio. Una vez que un usuario ha llegado a la página, el reloj empieza a avanzar. Por lo tanto, hay que atraparlo desde el principio: el título, una de las partes esenciales del texto, es decisivo para convertir a cualquier visitante en un asiduo lector. Éste tiene que ser corto pero contundente y, por supuesto, despertar curiosidad. Si cumple con las expectativas de los cibernautas, minutos más tarde estarán sumergidos en la lectura.

Generar contenido relevante. Un buen consejo es enfocarse en una idea y ampliarla con frases cortas y precisas. Recuerda que la estructura del post es también primordial. Es recomendable que la información más relevante esté al principio y así sucesivamente en orden descendente. Un post puede ser gráfico, una imagen, un video o una animación.  Siempre es posible  cruzar las fronteras de lo establecido.

Compartir y resolver. No hay que perder de vista el enfoque del blog: los clientes, de tal modo que solucione sus problemas o comparta con ellos los recursos que se ofrecen. Muchas compañías incurren en el error de convertirlo en un medio para exponer sus comunicados de prensa y últimas novedades. Si bien este tipo noticias puede resultar interesante para los empleados, no se traducirá en nuevos clientes o prospectos.

La forma de encausarlo es escribir sobre los intereses de los consumidores. Para determinar cuáles son los t-mas que más los motivan, un método simple son las encuestas. Otra recomendación es conocer claramente las necesidades que el producto o servicio soluciona, así como responder aquellas preguntas que no se atreven a plantear. Se trata de un modo de saciar su curiosidad y a la vez generar empatía.

Tener visibilidad de calidad. La mitad del trabajo de crear un blog con un enfoque empresarial está en ser constante, es decir, subir contenido de manera regular; la otra parte es que la información sea de calidad e interés para los lectores. Ojo: no es necesario poner una entrada todos los días. Eso sí, debes contratar un escritor, ya sea freelance o de tiempo completo, para que se haga cargo y asegure la calidad editorial.

Visibilidad de calidad también implica cuidar la comunicación con los lectores, desencadenar discusiones y ser parte de ellas; responder los comentarios, aunque sean negativos. En fin, formar parte de esta nueva comunidad y retroalimentarla de forma frecuente.

Incluir referencias múltiples. Cuando este nuevo canal de comunicación esté funcionando y el contenido se diversifique, seguramente existirán temas e incluso, palabras afines entre los distintos posts. Esto brinda una excelente oportunidad para conformar una red interrelacionada que alimente el mensaje que se quiere transmitir.

Para llevarlo a cabo, se necesita crear tags (etiquetas) y links (ligas) entre las palabras y los recursos que ofrece la organización. Por ejemplo, dirigir al usuario a la información del producto para obtener una prueba gratis o bien, enviarlo a otros contenidos. Asimismo, esto ayuda a tener un mayor tráfico de lectores, que a su vez se convertirán en prospectos y clientes.

De visitante a suscriptor. Hoy, las nuevas generaciones tienen acceso a miles de fuentes de información. Por lo que, en ocasiones, mantener lectores constantes puede ser una tarea titánica. Una buena forma de compensar esta situación es permitir que se suscriban al sitio, ya que obtendrán notificaciones cada vez que un nuevo post se publique.

En la mayoría de los casos esta opción existe en la plataforma que hayamos elegido para crear el blog, de no ser así, es posible encontrar estos servicios de forma gratuita en sitios como: FeedBlitz y Google. Otra manera de mantener la comunidad en crecimiento es a través de botones ligados a las redes sociales, particularmente las tres principales: Facebook, Twitter y LinkedIn.

Al final, hay que tener en cuenta que un blog es una oportunidad de conectarse con los consumidores en tiempo real y de manera siempre activa. Fundamentalmente, este canal debe de ser parte de la empresa, de su enfoque y valores. En este mismo sentido, hay que considerarlo como una herramienta de difusión.

Incorporarlo en los correos electrónicos de la compañía, las tarjetas de presentación y el papel membretado, en-tre otros, es el último paso para difundirlo de forma activa. De otro modo, no puede convertirse en una “máquina” de atracción de nuevos prospectos.

El microblogging

El blog, que en sus origenes se llamaba Weblog, se uso por primera vez en Australia en 1995, dentro de periódico de investigación estudiantil. En 1997, la palabra Weblog fue acuñada por Robot Wisdom y Jorn Barger para definir su propio sitio. Después, se empezó a utilizar más comúnmente y en 1999, Peter Merholz decidió que se tenía que acortar la expresión por motivos fonéticos para resultar como la conocemos ahora.

Otra forma de ganar adeptos es por medio del microblogging, un nuevo perfil de comunicación que gana miles seguidores cada día. Su magia es la sencillez y la sintetización, porque en la mayoría de estos sistemas el tope son 140 caracteres. Un ejemplo es Twitter, que en sólo cinco años ya sumó 100 millones de usuarios a nivel mundial.

Radiografía Mundial

El reporte State of the Blogosphere 2010 realizado por Technorati (http://technorati.com), un sitio especializado en analizar las tendencias que siguen los blogs a nivel internacional, aporta los siguientes datos relevantes:

La mayoría de los 7,200 encuestados cree que el blog tiene un gran impacto en la política, la tecnología y los negocios.
90% de los bloggeros utiliza alguna forma de multimedia como recurso para alimentar su contenido, dentro de la que destacan las fotos.
El 49% de las personas de la categoría “trabajo de medio tiempo” y el 62% de los denominados “autoempleados” afirman que utilizan los blogs para promover su negocio.
El 48% de los encuestados recibe menos de 1,000 visitantes únicos por mes, el 2% más de 100,000 y los bloggeros corporativos cuentan con 312,783 en promedio.