Consultoría

Cómo usar la música en tu negocio

Te damos 5 tips para elegir el tipo de música y el volumen ideal para tu tienda, que motive a tus empleados y retenga a los clientes.
Cómo usar la música en tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Si alguna vez has entrado en una tienda y te has preguntado por qué suena un cierto tipo de música, es probable que exista una buena razón.

Diversos estudios han demostrado que los consumidores pasan más tiempo en un establecimiento y compran más cuando hay música en el local. Puedes usar la música para hacer que tu tienda sea más atractiva y que haga que la gente quiera regresar, incluso si no tienen planes de comprar. Obviamente es importante hacer una buena musical y elegir aquellas canciones que vayan de acuerdo con tu público objetivo. Por ejemplo, si vas a vender productos exclusivos, quizás tu mejor opción sea la música clásica o el jazz.

Asimismo, la música te puede ayudar a retener empleados. “Los estudios demuestran que la música mejora el desempeño en el lugar de trabajo al reducir el estrés y la depresión de los empleados, disminuyendo la rotación del personal y ahorrándole altos costos a las companóas”, dice Joe Lamond, CEO de la Asociación Nacional de los Comerciantes de Música, en Estados Unidos.

Aquí te damos 5 tips para ayudarte a elegir el tipo de música correcto para tus clientes y empleados:

1. Mantén la melodía en segundo plano
Considera a la música como un potenciador del ambiente, no en el punto focal del humor que intentas crear en tus compradores. “Los clientes no deben prestar atención a la música”, dice Kurt Mortensen, un experto en psicología motivacional. “La música no debe ser muy fuerte, sino que ser solamente una presencia de la atmósfera”.

2. Busca un balance en el volumen
Mantén la música en tu negocio en el volumen adecuado, evita perder clientes porque está demasiado fuerte. Por ejemplo, algunas tiendas dirigidas a los adolescentes suben el volumen para atraer su atención, sin embargo la mayoría debe moderarse, en especial si el público es mayor de 25 años. La música suave puede facilitar crear un ambiente divertido y agradable que invita a la compra. Pero tampoco le bajes demasiado al volumen, debido a que la música ayuda a disminuir ruidos externos como las pláticas o el paso de los autos.

3. No te pongas muy animado
El ritmo importa tanto como el volumen. Cuanto más rápida es la melodía en una tienda, más gente se estresa, por ejemplo, de cuánto tiempo va a pasar en la fila. La música más lenta te ayudará a mantener calmada a la clientela y con ganas de pasar más tiempo en tu tienda. Si tienes un negocio de comida rápida es conveniente que la música también lo sea, así desocuparán antes los lugares. 

4. Piensa en tu música de espera
Cuando pones a tus clientes en espera durante una llamada telefónica, lo último que quieres es que esperen en silencio o forzarlos a escuchar música desagradable. Adquiere un aparato que entregue este servicio y elige con cuidado qué melodía poner; sólo así lograrás que te esperen del otro lado del teléfono.

5. Haz que la música motive
Si tu meta es motivar y energizar a tus empleados, puede que obtengas mejores resultados si personalizas la música y la utilizas para reconocer los logros de tu personal. En algunas empresas, son los mismos empleados quienes eligen la lista de reproducción a partir de sus gustos personales y cuando alguien cierra una venta o sugiere una buena idea, se pone su canción favorita para que todos los demás la escuchen.