Marketing

Tips para lograr el escaparate ideal

La decoración puede ser factor decisivo para que el cliente entre o no a tu tienda. Diseña un exterior cautivador.
Tips para lograr el escaparate ideal
Crédito: Depositphotos.com

Es muy común que los dueños de pequeños negocios creen escaparates aburridos, abarrotados de cosas y poco o mal iluminados. “Si le piensas un poquito, no es tan costoso”, dice Noelle Nicks, experta en decoración de escaparates. Aunque nunca ha creado un diseño de más de 100 dólares, sus ventanas nunca pasan desapercibidas. Sus diseños incluyen desde mercados de vegetales con focos de luz en forma de zanahorias y rábanos hasta playas con arena real.

Nicks y otros expertos en diseño dan siete tips para crear un buen escaparte que atraiga clientes a tu tienda:

1. Cuenta una historia. Cuando se acerca el Día de San Valentín, probablemente te sientas tentado a agarrar cualquier adorno rojo y ponerlo en tu escaparte. Eso es demasiado simple. “Empieza con un tema”, dice Nicks. “Después arma las piezas”. El Día de San Valentín, ella eligió “Cómo curar un corazón herido”, pintando una línea con picos en un corazón gigante, atándolo con cadenas, bisagras y otros elementos de ferretería. Para Halloween, colgó más de una docena de diferentes tipos de escobas sobre un fondo naranja, donde se leían las palabras “¿Cuál escoba?”, usando no sólo un tema tradicional en esas fechas, sino mostrando también la amplia variedad de escobas de la tienda.

2. Piensa en planos visuales. Antes de iniciar a crear un escaparate, Nicks dibuja una línea con cinta azul para indicar el nivel de la vista desde la calle. Este punto no lo puedes realizar desde adentro, ya que generalmente el nivel de calle es distinto. “Quieres concentrar los elementos más importantes donde está la cinta”, dice Nick. Al mismo tiempo, no quieres conservar todo en el mismo punto. La diseñadora de interiores Susan Jamieson sugiere colgar adornos del techo y bajarlos casi al nivel del suelo, mientras se mantiene el punto focal al nivel del ojo.  

3. Sorprende a los clientes. Si quieres llamar la atención, evita ser predecible. A Debbe Hamada, dueña de una tienda de regalos, le gusta incorporar objetos inesperados en sus ventanas. Ha utilizado calabacines de papel maché, cortes de animales del bosque, relicarios inmensos hechos de muselina y cadenas pesadas para captar la atención de los consumidores. “La gente viene a ver el escaparate. Muchos sólo toman fotografías”, dice Debbie.

4. Usa colores y formas atrevidas. No necesitas ser muy bueno en las manualidades para diseñar un buen escaparate. En su próxima ventana, Hamada planea colgar nubes gigantes en tonos rosa y gris elaboradas con papel de pañuelos alrededor de las mesas de joyería; algo que los clientes verán a la distancia, aunque los objetos en exhibición sean muy pequeños. “Dos de cada 10 personas entran porque vieron algo colorido en el escaparate”, dice Hamada, quien usualmente gasta menos de 30 dólares en cada diseño.  

5. Sé simple. No quieres abarrotar tus ventanas con una colección de productos. “Hemos notado que menor cantidad de productos en el escaparate se relaciona con una mayor calidad”, dice Hamada, “a diferencia de una tienda de descuento donde verás un montón de cosas”. Dicho esto, podrías considerar usar grandes cantidades de un solo producto, afirma Jon Schallert, consultor en marketing. “Una sola muestra de un producto no va a llamar la atención de nadie. Pero si pones una docena de lo mismo, atraerá las miradas de todos”. Un árbol de Navidad hecho con pelotas de tenis, por ejemplo.  

6. Actualiza tus escaparates. Cambia tus ventanas lo más seguido posible. Esto no tiene por qué ser costoso ni consumidor de tiempo. Schallert sugiere imprimir una docena de fotografías en gran tamaño de algo que represente a tu tienda –imágenes de tus productos o gente usándolos- y rotarlos cada semana. Mínimo, debes actualizar tu escaparate cada mes o cada dos, dice Linda Cahan, consultora en diseño. “Cuanto más cambies tus escaparates, más personas verán tu tienda”.

7. Usa la iluminación. Iluminar tus escaparates no debe quedar en segundo plano. “Puedes atraer a un consumidor si tienes el ángulo de luz correcto sobre tu producto”, dice Schallert, quien advierte evitar poner la luz justo encima del producto, debido a que esto hace sombras; en lugar, usa la iluminación para enfatizar los puntos focales. Cahan recomienda invertir en reflectores que se mantengan prendidos, aun en la noche cuando ya cerraste. “Si eres el único lugar con la luz prendida, serás la única tienda que verá la gente”, dice.