Marketing

4 formas de encontrar clientes

Al iniciar un negocio es común tener poco dinero para atraer nuevos consumidores. Cautívalos con estas efectivas técnicas low-cost.
4 formas de encontrar clientes
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

A lo que la mayoría de la gente llama conseguir nuevos clientes, yo lo llamo “comprar” nuevos clientes.

¿La razón? Si te detienes a pensar sobre el precio que estás pagando parar traer nuevos compradores en cuestión de tiempo o dinero, puedes empezar a tomar mejores decisiones sobre cómo y dónde poner esos recursos.

La práctica es algo sumamente importante para los nuevos dueños de negocios que tienden no sólo a tener recursos limitados, sino también a no registrar las ganancias que obtiene de un cliente nuevo hasta que éste hace su quinta o sexta compra. Y sin contar con un flujo estable de clientes que repitan varias veces la compra, debes tener más cuidado sobre dónde poner tus recursos destinados a esta área.

Te compartimos cuatro sencillas formas de “comprar” nuevos clientes:

1. Publicidad
La clave de la publicidad es generar posibilidades de compra prometedoras a cambio del dinero que gastas en aunciarte. Para lograrlo, ofrece un mensaje que no sólo llegue a tu target, sino también que muestre los beneficios que les traerá.

Tomemos a la televisión como ejemplo. Por lo general, la televisión será tu opción más cara. Pero definir tu target basándote en la programación en lugar de canales o televisora ofrece un escaparate más específico para solventar tus gastos.

La radio también permite elegir entre formatos y programación. E incluso en grandes zonas metropolitanas, es posible conseguir patrocinios del clima o de reportes de tráfico a precios no tan altos.
 
Y a pesar de que las suscripciones a los periódicos han disminuido en los últimos años, dependiendo de cuál sea tu mercado, siguen siendo una opción valiosa para atraer nuevos clientes. Si tu target es, por ejemplo, gente mayor a 55 años, podrías considerar anunciarte en periódicos locales o en publicaciones de nicho, puesto que los consumidores mayores confían mucho en estos medios.

Sin embargo, incluso los adultos mayores, están volteando hacia Internet, haciendo de este medio un elemento imprescindible en la estrategia de publicidad. Para entrar con éxito en el marketing digital, debes establecer una presencia Web, si es que aún no la tienes. Después, dependiendo de cuál sea tu target, elige tu canal online. LinkedIn, por ejemplo, es ideal para hacer negocios y contactar con otros emprendedores, mientras que Facebook es el más popular entre los usuarios.

2. Networking
Conseguir buenas referencias a partir del networking o eventos de negocios no sólo es una forma no costosa para promocionar tu negocio, sino también una manera de encontrar clientes con los más altos niveles de retención. Los clientes referenciados tienden a comprar más a través del tiempo y a convertirse en una importante fuente de referencias adicionales.

¿Pero cómo conseguir estas referencias? Además de tener un buen producto o servicio que tiene demanda en el mercado, debes tener muy en claro la idea de quién es tu consumidor “ideal”.

Así, podrás comunicarte con otras personas en tu red de networking qué tipo de cliente estás buscando. También puedes enfocarte en tus propios productos o servicios para descubrir necesidades y deseos de este perfil en particular.

Después, pide referencias a los clientes satisfechos. Asegúrate de encontrar formas de agradecer continuamente a tus fuentes por promocionar tu negocio.

3. Haz equipos
Otra forma de incrementar tus recursos es a través de formar acuerdos con otros negocios que tengan el mismo target que tú y que usen su base de datos para promocionar tu negocio.

Podrían incluir un vale de regalo u otro descuento de tus productos al final de su newsletter o mailing. Para atraer la atención del otro negocio, ofrece pagarle al dueño por los gastos del envío del mail o una comisión de tus ventas.

4. Alianzas estratégicas
Puedes llevar las asociaciones en tu negocio un paso más allá y formar lo que se conoce en la industria como “alianza estratégica”, misma que puede llegar a durar por muchos años. Por ejemplo, una agencia de diseño Web y una agencia de publicidad pueden mandar referencias uno del otro a los clientes que necesitan estos servicios.

Mientras que haya un valor continuado para la audiencia que comparten, las alianzas estratégicas producen numerosos negocios referenciados, lo cual te beneficiará en el tiempo.