Marketing

Aprovecha la geolocalización

Invita a tus clientes a hacer check-in en tu negocio desde su smartphone o tablet y gana con esta estrategia de marketing.
Aprovecha la geolocalización
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En 2009 surgieron redes sociales que incorporaban los datos de ubicación de los usuarios, gracias a la capacidad disponible en los teléfonos móviles para establecer con un margen de error muy bajo la posición geográfica del equipo de comunicación.

Esta tecnología, llamada geolocalización, dio pie al desarrollo de redes geosociales o basadas en ubicación, como Foursquare, y de funcionalidades en otras redes ya consolidadas que permiten a los usuarios de una comunidad comunicar a otros miembros su localización por medio del registro de su paso por un lugar determinado. En la jerga de estos medios esta acción es comúnmente llamada “hacer check-in”.

El éxito de esta tendencia le ha valido a Foursquare alcanzar una masa superior a 15 millones de usuarios a nivel mundial. Y según el sitio de estadísticas Alexa.com, el 6% de los visitantes al sitio Foursquare.com proviene de México.

Para los negocios, la geolocalización y los medios basados en ella abren la posibilidad de relacionarse en forma relevante con segmentos que usan cada vez más smartphones y tablets. En este sentido, “la migración hacia las plataformas que utilicen todos los dispositivos de acceso (no sólo las computadoras, sino los dispositivos móviles), empieza a tener un valor para las estrategias de las empresas”, opina Gabriel Richaud, director general de IAB México, una asociación de publicidad interactiva.

En términos prácticos, estas redes sociales permiten a un negocio interactuar con clientes que acuden físicamente a un punto de venta y de forma voluntaria registran su estadía. Ello abre un amplio abanico de opciones para ofrecerles promociones o publicidad acordes con sus hábitos.

Asimismo, el potencial es enorme para empresas capaces de establecer programas de incentivos con base tanto en el consumo como en el historial de todos los lugares que los usuarios visitan. De esta manera, una compañía que busca conocer su mercado podría incentivar a sus clientes para que hagan check-in en sus sucursales y luego – al tener acceso al registro de otros lugares que estos han visitado– generar ofertas segmentadas.

Estrategias prácticas

Lo mejor de todo es que estas herramientas pueden ser aprovechadas por todo tipo de negocio, sin importar su tamaño. Un ejemplo es Sushi Zone, una cadena de restaurantes de comida oriental en La Paz, Baja California Sur, que abrió su primera unidad en 2008 y planea iniciar una etapa de crecimiento por medio de franquicias.

Yudit Camacho y Luis Humberto Araiza, esposos y dueños de la marca, están convencidos de los beneficios que las redes sociales en general representan para su cadena. La ventaja de esta red frente a otras es que los seguidores ahí “pueden ser más leales”, dice el emprendedor. Además, “te permite saber cuántas veces ha ido un cliente a tu negocio”, agrega.

“En Facebook, por ejemplo, puedes llegar a tener miles de seguidores, pero son de muchas partes; incluso, a veces no viven en La Paz (una ciudad de 215,000 habitantes)”, comenta por su parte Yudit. En Foursquare, el círculo se ciñe “exactamente a la gente que va a visitarte”.

Sushi Zone abrió su perfil en Foursquare hace poco más de un año y hoy tiene 197 seguidores. En un inicio, la estrategia fue dar a conocer su presencia en la red social e incentivar a sus clientes a usarla mediante publicidad exterior y en revistas, al tiempo que se educó al personal sobre el tema. En concreto, la empresa aprovecha este medio de varias maneras:

Cuando un cliente hace el primer check-in en sus sucursales, se le ofrece un premio como un platillo o postre que la cadena quiere dar a conocer.

Cada cuatro registros se otorga otro beneficio, que se determina en coordinación con los gerentes, ya sea un descuento o alimentos gratis.

Cuando una promoción se activa por medio de Foursquare aparece una imagen en dorado en el teléfono del cliente para que éste redima su premio.

Al “Alcalde” o “Mayor”, que es un título revocable al que se hace merecedor la persona que reúne más check-ins, se le da un trato especial. Para empezar, el “Alcalde” siempre tiene una mesa disponible y beneficios como bebidas cortesía de la casa, un platillo gratis o un descuento atractivo en su cuenta. Asimismo, puede armar su rollo de sushi como se le antoje.

Este esquema genera en los seguidores un incentivo para convertirse en el “Mayor” a través de la competencia de los clientes haciendo check-ins por la alcaldía y, al mismo tiempo, se traduce en una clara monetización para la marca. Pero eso no es todo: combinado con un buen servicio y alimentos de calidad, el resultado es que “las personas van a comer algo y nos recomiendan”, explica Cristhian Amador, responsable de Marketing de Sushi Zone. “Y eso vale muchísimo”.

Foursquare

Lanzada en Nueva York en 2009, es la red social basada en localización con la mayor comunidad en el mundo. El servicio registra unos 2.88 millones de check-ins diarios y más de 750,000 negocios usan la plataforma que Foursquare ha diseñado para comercios.

Desde el punto de vista del usuario final, Foursquare permite estar conectado con tus amigos al igual que otras redes sociales. Así, al llegar los usuarios a, digamos, un bar o restaurante, desenfundan su smartphone, abren la aplicación y hacen check-in en el lugar donde estén. Una vez completada esta última acción, opcionalmente puedes avisar a tus amigos en qué sitio te encuentras y publicar los detalles de tu check-in en otras redes como Twitter o Facebook.

Para relacionarse con todos estos usuarios, un negocio debe entender que esta plataforma tiene dos ejes fundamentales: las insignias o badges y las alcaldías o mayorships. Una badge equivale a un logro virtual; cada una tiene un ícono y se consigue reuniendo distintas condiciones. Por ejemplo, al hacer check-in en 10 lugares distintos se obtiene la insignia de “Aventurero” o si un usuario se registra en un punto donde 250 personas hayan hecho lo propio durante las últimas tres horas obtiene la “Super Swarn Badge” (Súper Enjambre).

En segundo término están las alcaldías. La persona con más check-ins en un lugar determinado durante los últimos 60 días es reconocida como el “Alcalde” o “Mayor” del local. Una vez que se gana este estatus en un sitio muy frecuentado, el reto es conservarlo. De este modo, existe un incentivo para continuar registrándose en el mismo punto.

Para los negocios, es posible reclamar su ubicación si los usuarios han hecho check-in previamente en él; para ello, el administrador de un local tiene que demostrar su autenticidad. En caso contrario, puede establecer por iniciativa propia su espacio en la plataforma (esto para ofrecer promociones, obtener información sobre sus clientes y actualizar su presencia en Foursquare).

Además, para las empresas existen páginas que son seguidas por los usuarios de manera similar a Twitter (con un time line). Ahí una marca puede recomendar lugares de interés para sus seguidores. También hay badges promocionadas, diseñadas a la medida (por un costo) para campañas de promoción y que se obtienen al seguir una Página de Marca y haciendo check-in en varias ubicaciones. Por ejemplo, la liga estadounidense de futbol MLS acaba de lanzar una badge por cada equipo integrante, que se obtiene siguiendo a cada club y registrándose en uno de sus juegos.

Facebook Places

Esta funcionalidad basada en localización fue incorporada en 2010 a la popular red social, que hoy cuenta con 850 millones de usuarios activos. Cuando alguien hace check-in en un lugar, esta acción aparece de forma automática en la sección de últimas noticias del usuario, así como en la Fan Page de la marca o local. Adicionalmente, un usuario puede hacer check-in por otro, sin su previa autorización, de forma similar a las etiquetas de fotos.

Facebook Places
permite una integración con otras redes como Foursquare, Yelp y Gowalla. De hecho, la plantilla de esta última recién fue contratada por la empresa encabezada por Mark Zuckerberg. Por otro lado, Facebook registra la ubicación de un negocio, ya sea porque fue añadida por su dueño o por cualquier usuario de la red.

Por ejemplo, si el dueño reclama esa ubicación como suya, ésta se convierte en una página, que se administra publicando actualizaciones, fotos e información del negocio. Ahora bien, para reclamar una ubicación debes comprobar que eres su propietario, normalmente con documentación oficial que sirva para ese propósito.

Twitter Places

También lanzada en 2010, esta funcionalidad permite etiquetar lugares específicos a los tweets. Estas ubicaciones pueden ya estar registradas en Twitter o un usuario puede darlas de alta. Igualmente, es posible dar un clic en el Twitter Place contenido en un tweet para ver los tweets más recientes provenientes de ese lugar.

Twitter presentó la nueva característica a mediados de junio de 2010, coincidiendo con la celebración de la Copa Mundial de Futbol de Sudáfrica. Bajo el marco de este evento internacional, se recomendaba probar la función para ver tweets provenientes de usuarios que se hallaban en los estadios.

El servicio, que cuenta con 100 millones de usuarios activos, se integra con Foursquare, lo que quiere decir que si uno da clic en un Twitter Place podrá ver tweets estándar y check-ins hechos desde Foursquare. Con ello, las empresas pueden analizar los tweets geográficamente, siendo útil para marcas regionales que buscan relacionar-se a través de conversaciones con clientes que se hallan dentro de su área geográfica de influencia.