Marketing

Renueva tu contenido en Internet

Aumenta el tráfico y las visitas de clientes potenciales a tu sitio con estos tres consejos de los expertos.
Renueva tu contenido en Internet
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Si tu compañía ya se ha sumado a la era digital, seguramente generas contenidos como blogs, videos en YouTube y noticias, entre otros. Se trata de una buena manera de generar más tráfico y atraer clientes o prospectos de negocios. De hecho, una encuesta de MarketingProfits y el Content Marketing Institute reveló que el 90% de las compañías estadounidenses crea contenidos. Si formas parte de esta tendencia sabrás que el material que compartas debe ser entretenido o útil para que los usuarios lo encuentren atractivo.

Pero también te habrás dado cuenta de lo difícil que puede ser generar información relevante y que, al mismo tiempo, se traduzca en los resultados que buscas.

No te preocupes, hay ciertas claves que tienes que dominar para renovar el material que ya tienes. Lo primero que debes tener en mente es que cada pieza es parte de un todo orgánico; piensa que los contenidos son como un ecosistema. Aquí hay tres maneras de reinventar tu contenido:

1. Reorganiza. Quiza ya tienes una gran gama de contenidos en tu sitio, desde reportes, encuestas y guías hasta investigaciones y videos. Si son importantes para tus consumidores, entonces lo que sigue es organizarlos. Sepáralos para poder captar una audiencia mayor. Si tienes un libro electrónico (e-book), divídelo en artículos, blogs, posts o notas más pequeñas.

Otra opción es hacer lo opuesto, reunir tweets, posts o comentarios de Facebook en secciones más grandes. Es sencillo. Por ejemplo, si lanzaste una pregunta en Facebook del tipo: “¿Cuál es el peor consejo de negocios que has recibido?”, edita las respuestas y organízalas en un blog o un artículo. Consecutivamente, puedes re-organizar series de posts y conjuntarlas con reseñas de libros para crear un reporte más completo, como “Lo más relevante del año”. Una alternativa es utilizar una herramienta como Storify para realizar curaduría o selec-ción por tópicos que pueden ser relevantes para tu audiencia, y complementarla con fotos y videos.

2. Reescribe. Refresca el contenido que siempre permanece inmutable: la cronología, historia de la empresa e incluso, los blogs que tienen años en la página pero siguen generando tráfico. Este tipo de información es la que aparece frecuentemente en las búsquedas. Así que vale la pena reescribirla para que permanezca vigente y sea interesante. De la misma forma, revisa tu historial para encontrar material popular en el momento que lo lanzaste.

También puedes redistribuir los contenidos, subirlos a tus redes sociales o anexarlos como una nota relevante. Recuerda actualizarlos o, al menos, refrescarlos. Piensa si puedes agregar nuevos datos, estadísticas, aprendizajes o cualquier otra información que sea importante. Publica la versión más reciente en tu sitio y, en vez de quitar la anterior, empátalas para generar más visitas.

Aplica esta misma estrategia para todo el contenido. Añade información en posts, artículos o crea documentos que requieran los datos del usuario para descargarlos. Incluso, una buena idea es crear distintas versiones cuando tu mercado esté compuesto por targets diferentes.

3. Mezcla. Esto significa reformular el contenido de manera que tenga un nuevo formato, ampliando las ideas del material original pero expresándolas de forma diferente. Por ejemplo, toma la grabación de un seminario y trascríbela (puedes usar un servicio como Audioatexto), después usa la información para crear un blog o una nota. Otra opción es entrevistar a alguien vía Skype y subir el audio descargable.

También puedes crear un video con citas de clientes o casos de estudio, mostrando cómo tus productos o servicios les funcionan en sus negocios. Y, por qué no, junta las fotos de la compañía, así como de algunos eventos en los que hayas participado y crea una presentación utilizando herramientas como Animoto.com. Las opciones son ilimitadas.

Hay muchas herramientas que puedes utilizar para reorganizar el material que ya tienes. Por ejemplo: calendarios en línea como WordPress Plugins –que te permiten tener un control del contenido de tu sitio– o Google Docs –para acceder a servicios en la nube–. Toma en cuenta que muchas veces la mejor manera de desarrollar contenido es la más simple, barata y en ocasiones descartada: la imaginación.