Crea tu dream team

Una famosa medallista de los Juegos Olímpicos de 1996 comparte las claves para crear un equipo ganador.
Crea tu dream team
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Los dueños de negocios y los entrenadores olímpicos lo saben: necesitas más que un talento excepcional para triunfar. Para crear un equipo ganador, los emprendedores pueden aprender de los grandes atletas que se unen para alcanzar su máximo potencial.

Dominique Moceanu ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1996, como parte del equipo de gimnasia femenil de Estados Unidos, el cual se conoció como “Magnificent Seven” (las siete magníficas). Fue la primera medalla de oro en esta modalidad que ganó Estados Unidos, una marca que había mantenido hasta que el equipo de las “Fab Five” (las fabulosas cinco) ganó en Londres la semana pasada.

Cuando las Magnificent Seven fueron seleccionadas, se trataba de un grupo dispar, formado por gimnastas sobresalientes. Moceanu explica cómo se unieron durante los entrenamientos para crear uno de los equipos estadounidenses más celebrados en la historia de las Olimpiadas. Esto es lo que puedes aprender de su experiencia para crear un equipo ganador en tu negocio.

Establece un objetivo en común
Para cuando se juntaron a las Magnificent Seven, todos sus miembros ya habían soñado por años con ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos. “Teníamos la misma meta en mente. Eso nos dio el empuje y la decisión necesarios”, dice Moceanu quien hace poco publicó sus memorias. “Queríamos cambiar la gimnasia”.

En un negocio, los empleados no inician con una misión compartida, por lo que debes asegurarte que todos tengan claro cuál es la meta y por qué es importante. Investiga la razón por la que a cada persona le importaría conseguir esta meta, y después usa esas motivaciones para lograr el éxito.

Haz que tus empleados den lo mejor de sí
En los entrenamientos, Moceanu era pareja de Kerri Strug, quien ya había participado en las Olimpiadas y que se hizo famosa por saltar con un esguince en el tobillo para asegurar  la medalla de oro para su equipo. Las chicas canalizaron su competitividad por impulsarse la una a la otra a hacer su mejor esfuerzo.

“No enfrentes a la gente entre ellos, pero si pueden motivarse mutuamente, un poco de competitividad puede ser bueno”, dice Moceanu, recordando su propio mantra: Sé tranquila pero agresiva.

Valora las fortalezas y talentos de cada empleado
Cada persona es un miembro vital del equipo, entonces necesitas ayudarlos a encontrar cómo pueden apoyar mejor al equipo. “Es importante nutrirlos en el camino y hacer que cada uno se sienta importante”, dice Moceanu.

Para lograrlo, demuéstrale a cada individuo cómo sus fortalezas y habilidades mejorarán al equipo. Deben tener claro cuál es su rol y valor en la empresa.

Motiva la camaradería
El egoísmo y los celos destruyen el esfuerzo de un equipo, por lo que debes hacer énfasis en alcanzar el triunfo… como equipo. “Alegrarte por el éxito de alguien más te ayudará a triunfar”, afirma Moceanu. “Como equipo todos pueden lograr más”.

Recuérdales a todos que el éxito que buscas conseguir para la compañía es una victoria que compartirás con ellos. “Los mejores jugadores sólo te ayudarán a llegar más lejos”, añade Moceanu.   

Promueve una cultura de ayuda mutua
Las presiones mentales de alcanzar una meta ambiciosa (especialmente aquella en la que trabajas muchas horas) pueden ser más difíciles que los problemas físicos. Moceanu vio a su compañera Dominique Dawes llorar antes de que iniciara la competencia. “Nuestra capitana, Amanda Borden, tenía la razón cuando le dijo: tú puedes lograrlo”, afirma.

Dar soporte a todos los miembros del equipo, no sólo por parte del líder, mantiene unido a un equipo en tiempos difíciles. “Amanda estuvo ahí para ella”, recuerda Moceanu. “De eso se trata un equipo”.