Emprendedores

Cómo ser un MacGyver de los negocios

Como este héroe ochentero, un emprendedor debe superar la falta de recursos para tener éxito. ¿Cómo? Siendo creativo.
Cómo ser un MacGyver de los negocios
Crédito: Depositphotos.com

Probablemente recuerdes MacGyver, un programa de televisión que tuvo mucho éxito en la década de los 80. Lo que caracterizaba al personaje principal de este popular show era principalmente su creatividad y la escasez de recursos. 

En todos los episodios, el protagonista se encontraba en una situación de peligro que parecía imposible de resolver; sin embargo, siempre lograba salir ileso y como un verdadero héroe. No importaba si MacGyver estaba atrapado en un pasillo subterráneo escondido, todo lo que necesitaba para escapar era un cinturón, unas agujetas y una tarjeta de crédito. 

Aunque lo más seguro es que nunca hayas estado atrapado dentro de una caja de acero, lo cierto es que, en cada capítulo, el héroe ochentero debía enfrentarse al mismo problema al que se enfrenta la mayoría de los emprendedores: a la falta de recursos. ¿Y cómo lo hacía? Siendo creativo y aprovechando al máximo lo que tenía disponible. 

Sigue estos consejos para que, como MacGyver, superes cualquier dificultad que se presente en tu camino al éxito:

Estira al máximo tus recursos
La popularidad de MacGyver residía en que, con objetos comunes (como agujetas de zapatos y clips) podía crear armas mortales o artilugios para escapar o poner trampas. En el inicio de tu negocio es probable que cuentes con muy pocos recursos, tanto humanos como materiales y económicos, por lo que debes sacarle el máximo provecho a cada uno. Evita hacer gastos innecesarios o compras inútiles, ya que, con creatividad, puedes encontrar soluciones en lo que ya tienes. 

La creatividad ante todo
Los emprendedores enfrentan muchos retos, por lo que siempre tienen que usar la creatividad para poder desafiarlos. Si tu negocio no está funcionando como esperabas, busca nuevas formas de operar; si tienes un problema grave que resolver, diseña estrategias creativas para solucionarlo; si no tienes dinero para hacer publicidad o marketing, apuesta por medios alternativos o maneja muy bien los gratuitos como las redes sociales

Es importante que te tomes el tiempo suficiente para pensar (como recomendación, hazlo fuera de tus oficinas o casa) y para hacer algunas cosas que te gustan como ir al cine o leer un libro. Un buen ejercicio que potencia la creatividad es tomar todas las cosas (o recursos) que componen tu negocio y mezclarlas o cambiarlas de lugar y de utilidad; al igual que hacía MacGyver para diseñar sus “armas”. 

Relacionado: Cómo explotar tu creatividad

Contrata gente multifuncional
Cuando emprendes, lo más común es que cuentes con un equipo humano muy limitado. Por eso es recomendable que al hacer tus primeras contrataciones elijas perfiles multitareas; es decir, personas que tengan diferentes habilidades. En un pequeño negocio no hay cabida para “ése no es mi trabajo”, debido a que tanto tú como todos tus empleados deben estar dispuestos y capacitados para resolver cualquier cuestión. 

Piensa “fuera de la caja”
Aunque este punto se asemeja mucho a la creatividad, lo destacable aquí es que un emprendedor debe tener un esquema mental diferente al de un empleado o profesionista, en especial si desea incursionar en un mercado muy competido. Para MacGyver no existían los imposibles; de cualquier situación, sin importar qué tan difícil fuera, salía victorioso. Y la principal razón por la que lo conseguía es porque -más allá de sus habilidades- creía en sí mismo y en su capacidad de superarlo. 

Usa las ideas de todos
Una ventaja que tendrás en tu emprendimiento a diferencia de MacGyver en la mayoría de las ocasiones es que no estás solo. Probablemente cuentes con un socio o un equipo de trabajo, así como con amigos y familiares que podrían darte ideas para resolver los conflictos o potenciar tu negocio. La capacidad de usar la creatividad para superar la falta de recursos puede estar en quien menos esperas. No dudes en explorar todas las posibilidades y de encontrar al empleado MacGyver (el que tiene soluciones para todo) dentro de tu organización. 

Relacionado: Gana con las ideas de todos

Pon atención al detalle
Antes de actuar, MacGyver pensaba en las consecuencias que podrían traer sus actos; por ejemplo, sabía que si cometía un mínimo error miles de personas morirían, lo que lo obligaba a cuidar aún más a detalle sus procesos. 

De la misma manera, en la operación diaria de tu negocio debes tener esta atención en cada paso, debido a que si no lo haces correctamente seguro no muere nadie, pero puedes llevar tu negocio al fracaso, incluso antes de arrancarlo. Por eso es relevante también que hagas proyecciones y las actualices constantemente, siempre planteando un escenario positivo, uno regular o más realista y uno negativo. Sólo así sabrás cómo actuar en cada caso que se presente. 

Actúa en frío
Una de las grandes enseñanzas de MacGyver -y de prácticamente cualquier héroe y gran empresario- es que no debes dejarte llevar sólo por tus emociones. Aunque el instinto juega un papel importante en el perfil de un emprendedor, éste también debe conducirse como un líder y razonar antes de tomar cualquier decisión.  Nunca dejes que cunda el pánico y que el miedo o la inseguridad te dominen.